Papa Francisco en congreso dedicado a personas discapacitadas

Foto referencial. Crédito: L'Osservatore Romano

En el 25ª aniversario de si creación, el Papa Francisco recibió con cariño a miles de discapacitados.

En esta catequesis de este sábado en el Aula Pablo VI, el Sumo Pontífice invitó a los sacerdotes a abrir su mente, convertirse y acoger a las personas discapacitadas.

En la catequesis el Santo Padre destacó la necesidad de que la pastoral reciba una doble atención: La conciencia de educar a la fe de la persona discapacitada, incluso con graves discapacidades; y la voluntad de considerarla como sujeto activo en la comunidad en la que vive.

El Santo Padre  resaltó «todos somos diferentes» por tanto «No hay uno igual al otro». «¡Las diferencias son la riqueza! eso nos hace grandes».

Con esta reflexión Francisco invita a hacer crecer una mentalidad y un estilo que quite los prejuicios, las exclusiones y marginaciones, favoreciendo una efectiva fraternidad en el respeto de la diversidad que hay que apreciar como un valor.

En cuanto a la discriminación que sufren algunos de ellos en las parroquias, Francisco expresó que esto es una de las cosas más feas que se dan. En su opinión, un párroco que no acepta a todos tal y como son debe “convertirse”.

A la pregunta realizada por un sacerdote, “¿Cómo acoger a todos?” el Santo Padre respondió de manera tajante: Si un sacerdote no sabe acoger a todos debe “cerrar la puerta de la parroquia: o todos o ninguno”. Y si dice: “yo entiendo a todos pero no puedo acoger a todos, porque no todos pueden entender”, el problema lo tiene él porque “eres tú que no eres capaz de entender”.


Redacción Paola Andrea Galindo / Contenido ACI Prensa