El Papa Francisco animó a los padres de familia a no desconfiar del Espíritu Santo y permitir que habite en los niños.

El Santo padre discutió un tema que a menudo es discutido por los padres: ¿para qué bautizar a los niños que no entienden el significado del Bautismo?

Sobre ello, recordó que “cuando bautizamos a un niño, en él entra el Espíritu Santo y Él hace crecer virtudes cristianas que florecerán”. Por ello el Papa animó a los progenitores a no olvidar el bautizo de sus niños.

Francisco también recordó que ”la Pascua es un tiempo para reflexionar sobre la vida cristiana. Somos cristianos en la medida que dejamos que Él viva en nosotros. Para avivar esta conciencia debemos volver al origen, al sacramento del bautismo, que es el fundamento de toda la vida cristiana, es el primero de los sacramentos y es la puerta que permite al Señor hacer su morada en nosotros e introducirnos en su Misterio”. “Recuerden bien”, insistió el Papa: “el bautismo es el fundamento de la vida cristiana”, señaló.


Redacción: Paz Estéreo