Papa Francisco: La vida debe ser protegida y defendida siempre

Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

El Papa Francisco afirmó que la vida, regalo de Dios, es un don que debe ser defendido y protegido siempre.

Por: Mercedes de la Torre

ACI Prensa

“Los hombres y las mujeres de oración custodian las verdades fundamentales: repiten a todos que esta vida, a pesar de sus fatigas, sus pruebas y sus días difíciles, está llena de una gracia que maravilla. Y como tal, debe ser defendida y protegida siempre”, dijo el Santo Padre en su cuenta de Twitter este sábado 23 de mayo.

El Santo Padre recordó así parte de su mensaje de su catequesis semanal que se llevó a cabo en la Audiencia General del miércoles 20 de mayo dedicada a la oración, reflexionado en las las primeras páginas de la Biblia.

Ese día, el Papa dijo que “todos somos portadores de alegría” y preguntó: “¿Lo habían pensado? ¿Qué eres un portador de alegría? ¿O prefieres llevar malas noticias, cosas que entristecen? Todos somos capaces de portar alegría. Esta vida es el regalo que Dios nos ha dado: y es demasiado corta para consumirla en la tristeza, en la amargura”, advirtió.

En el marco de la semana de oración “Laudato Si”, el Santo Padre señaló que “el gran relato bíblico de la Creación, el pueblo de Israel no estaba atravesando días felices. Una potencia enemiga había ocupado su tierra; muchos habían sido deportados, y se encontraban ahora esclavizados en Mesopotamia. No había patria, ni templo, ni vida social y religiosa, nada”.

En esta línea, el Papa Francisco reconoció: “si la trama de la vida, con todas sus amarguras, corre a veces el riesgo de ahogar en nosotros el don de la oración, basta con contemplar un cielo estrellado, una puesta de sol, una flor, para reavivar la chispa de la acción de gracias”.

Por ello, el Santo Padre indicó la importancia de la oración que “es la primera fuerza de la esperanza” porque “alguien comenzó a encontrar motivos para dar gracias, para alabar a Dios por la existencia”.

“La oración es la primera fuerza de la esperanza. Tú rezas y la esperanza crece, avanza. Yo diría que la oración abre la puerta a la esperanza. La esperanza está ahí, pero con mi oración le abro la puerta».

«Porque los hombres de oración custodian las verdades basilares; son los que repiten, primero a sí mismos y luego a todos los demás, que esta vida, a pesar de todas sus fatigas y pruebas, a pesar de sus días difíciles, está llena de una gracia por la que maravillarse. Y como tal, siempre debe ser defendida y protegida”, expresó el Papa Francisco.


Tomado del portal de ACI Prensa