Partidos se enfrentan sobre si Uribe debe ir a Fiscalía o a la Corte

Foto: Carlos Ortega. EL TIEMPO

La Corte Suprema de Justicia deberá decidir si mantiene competencia sobre el expresidente.

La decisión del expresidente y senador Álvaro Uribe de renunciar a su curul en el Congreso tiene efectos políticos, pero también los podría tener en el proceso que se sigue en su contra por presunto soborno de testigos y fraude procesal.

Lo anterior debido a que al dejar de ser congresista, el expresidente pierde el fuero que tienen los legisladores, lo que les permite ser investigados por la Corte Suprema de Justicia. El efecto inmediato sería que el proceso pase a manos de la Fiscalía y sea juzgado posteriormente por un juez ordinario.

No obstante, son varios los juristas que consideran que el caso debe seguir en manos de la Corte Suprema debido a que habría elementos que demostrarían que las conductas que se le imputan a Uribe están relacionadas con su ejercicio como senador.

(Vea también: ¿Y ahora qué? ¿Puede haber uribismo sin Uribe?)

¿Su caso debe ir a la Fiscalía o debe seguir en manos de la Corte Suprema? Esa es la pregunta que hoy se están haciendo sectores políticos, algunos de los cuales ya han salido a plantear posiciones.

Como era de esperarse, desde el Centro Democrático apoyan la tesis de que el caso debe ir a la Fiscalía, donde el exmandatario tendría, según la colectividad, “más garantías”.

“Como los presuntos delitos de (soborno a testigo y fraude procesal) no tienen nada que ver con la función congresional del Presidente Álvaro Uribe, ni fue usado para obtener la curul, al renunciar a su cargo de parlamentario pierde el fuero y su caso va a la Fiscalía”, indicó la senadora Paola Holguín.

Esa misma posición la apoya la defensa de Uribe.

(También le puede interesar: ¿Cómo sería el referendo propuesto por el uribismo?)

““No podría existir algo diferente a que la Corte tramite la petición y pase el proceso a la Fiscalía. Acá no se está pidiendo un trato especial para el presidente Uribe, sino que se aplique las normas vigentes como a cualquier otro ciudadano”, dijo Jaime Granados, abogado del exmandatario.

En contraposición, desde sectores contrarios han dicho que el caso debe permanecer en manos del alto tribunal.

El senador del Polo Democrático, Iván Cepeda señaló que la Corte Suprema de Justicia no perderá su competencia y seguirá el proceso hasta la etapa de juicio.

«Uribe en su condición de senador, utilizó a miembros de su Unidad de Trabajo Legislativo para contactar a distintos presos en las cárceles del país, paramilitares para que declaren en mi contra, igualmente en su condición de senador desató toda una actividad en torno a un debate que hice en el Senado, así que la competencia por estos hechos sigue estando en la Corte Suprema de Justicia», dijo Cepeda.

En ese mismo sentido se pronunció la senadora Angélica Loza, de Alianza Verde.

“La renuncia del senador Uribe tiene todos los efectos políticos y mantendrá su influencia, pero no tienen ningún efecto jurídico puesto que los hechos que se le investigan sucedieron cuando fue senador, luego sigue intacta la competencia de la Corte Suprema de Justicia”, manifestó Lozano.

Lo curioso de todo es que hace dos años, sobre este mismo proceso, el propio Uribe había sentado posición, al manifestar que “la acusación sobre testigos que me hacen la basan en hechos realizados a tiempo que ejerzo como senador, lo cual mantiene la competencia de la Corte”.


Tomado del portal del diairo EL TIEMPO