Plan Duque de seguridad: no a cese bilateral y sí a red de informantes

Foto: Presidencia

El Presidente revela su política en este campo. Quiere reunir este año un millón de cooperantes.

El presidente Iván Duque presentó este miércoles desde la base militar de Tolemaida las principales líneas de lo que contempla su ‘Política de Defensa y Seguridad para la Legalidad, el Emprendimiento y la Equidad’.

Según el Gobierno, la premisa es el fortalecimiento de la legitimidad estatal, la democracia y un firme respeto por los derechos humanos.

Está enfocado en la construcción de la legalidad y busca responder a los diferentes fenómenos de la criminalidad como el narcotráfico, la extracción ilícita de materiales, la extorsión y el contrabando.

Además, asegura el Gobierno, entrega herramientas sólidas para enfrentar retos en materia de seguridad como los grupos armados organizados que, a través de acciones delictivas y terroristas, atacan a los ciudadanos y buscan desestabilizar los territorios y entorpecer la acción efectiva del Estado.

“Esta política de seguridad concibe la disuasión como un mecanismo efectivo para la consolidación de la paz», aseguró el mandatario ante la cúpula militar y los soldados presentes en esa guarnición.

Dijo que también contempla aplicar, en medio de la disuasión, la desmovilización individual de los miembros de los grupos armados organizados para que se sometan a la justicia.

Uno de los puntos a resaltar de lo planteado por el Gobierno es que declara los llamados cese bilaterales,  o cualquier otra figura que implique suspender la  obligación constitucional de la Fuerza Pública, «incompatibles» con esta política.

Esa política determina dos condiciones para la disolución de cualquier grupo armando al margen de la ley: concentración de toda la estructura armada en espacios geográficos y cese total de sus actividades criminales

Según el Presidente, se busca, además, que en la presencia territorial se restablezcan las redes de participación cívica.

La idea de Duque es que a finales de este año se llegue al millón de ciudadanos vinculados a estas redes, con el objetivo de lograr que la ciudadanía le dé apoyo a la Fuerza Pública.

Paralelo a esto, habló del fortalecimiento de las capacidades y la capacitación integral del miembro de la Fuerza Pública del siglo XXI. En ese sentido dijo que no solo será la persona que tiene la formación castrense, sino que se complementará con un sentido de humanismo y conocimiento de las tecnologías.

Protección de la soberanía

El jefe de Estado en su intervención aseguró que su política, en ese énfasis disuasivo, se concentra en tener colaboración con otros países para enfrentar el delito y el crimen transnacional

“También ve (el plan) a Colombia con las capacidades de ejercer un mayor control fronterizo con tecnología satelital, con sistemas de seguimiento”, dijo Duque, quien agregó que se “valora profundamente” la inteligencia y la contrainteligenia como herramientas para la protección de la soberanía.

Por su puesto que el jefe de Estado no desconoció que dentro de su política de seguridad uno de los frentes claves a combatir está relacionado con el crecimiento «exponencial» de los narcocultivos en el país.

En ese sentido anticipó que el Gobierno está listo para restablecer toda la integración de herramientas con el fin de evitar esa expansión de los cultivos ilícitos.

“Lo haremos con todas las herramientas que van desde la erradicación manual hasta el desarrollo alternativo, pasando por la precisión, que van también con la desarticulación de las redes del microtráfico”, dijo el presidente.

La política de seguridad, según Duque, igualmente mira la seguridad ciudadana con un gran desarrollo logístico en el terreno, con cámaras de seguridad, con sensores de sonido, y con mejores redes de integración y con la participación de la comunidad.

Duque, antes de terminar su intervención, volvió a referirse al tema de la soberanía y al compromiso de la Fuerza Pública con esto. Pero a renglón seguido hizo énfasis en que la “cooperación internacional es importante” y recordó que Colombia está en la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) “transmitiendo conocimientos”.

Algunos de los aspectos de esta política de seguridad de Duque tienen que ver con los mismos que en su momento tuvo la seguridad democrática del expresidente Uribe.


Tomado del portal del diario El Tiempo