Pompeya y Herculano: el «asombroso» descubrimiento de neuronas casi intactas en un cerebro en las ruinas de la erupción del Vesubio hace casi 2.000 años

Foto: GENTILEZA PIER PAOLO PETRONE

Los científicos están maravillados y dicen que se trata de algo «único».

Analía Llorente / BBC News Mundo

Investigadores italianos hallaron neuronas perfectamente conservadas en un cerebro de hace casi 2.000 años.

Se trata de los restos cerebrales vitrificados de una víctima de la erupción del volcán Vesubio que en el año 79 sepultó a las ciudades de Herculano y Pompeya.

El estudio fue realizado por investigadores de la universidad de Nápoles Federico II, el CEINGE-Advanced Biotechnology, la universidad de Roma Tres, la Estatal de Milán y el Consejo Nacional de Investigación (CNR).

«Absolutamente asombroso»

Este último hallazgo es una actualización de una investigación original publicada en enero pasado en la cual se anunciaba que el calor de la erupción del monte Vesubio fue tan extremo que «convirtió el cerebro de una víctima en vidrio».

«El descubrimiento de un cerebro vitrificado en el año 79 fue realmente excepcional, pero el hallazgo en él de todo un sistema nervioso central compuesto por neuronas y axones (conductos) fue absolutamente asombroso«, le dice a BBC Mundo Pier Paolo Petrone, jefe del laboratorio de Osteobiología humana y Antropología Forense de la Universidad Federico II de Nápoles, Italia, y uno de los investigadores líderes del estudio.

La erupción, que provocó la devastación de la zona del Vesubio y la muerte de miles de habitantes, no impidió la conservación de restos biológicos, incluidos los humanos.

«La vitrificación rara vez ocurre en la naturaleza, y es aún más rara en los contextos arqueológicos», agrega Petrone.

El experto explica que la vitrificación generalmente se logra calentando un material hasta que se licua; luego el líquido se enfría rápidamente y se forma un material como el vidrio sólido.

«Y esto es lo que probablemente ocurrió en Herculano: el cerebro, expuesto a la ceniza volcánica caliente debe haber sido primero licuado e inmediatamente después convertido en material vidrioso por el rápido enfriamiento del depósito de cenizas volcánicas», detalla.

«Una cosa nunca antes vista», califica Petrone.

Importante para la ciencia

El estudio también analizó los datos de algunas proteínas ya identificadas por los investigadores en el trabajo publicado en enero por el New England Journal of Medicine.

«Un aspecto importante podría referirse a la expresión de genes que codifican proteínas aisladas de tejido cerebral humano vitrificado», explica Giuseppe Castaldo, Investigador Principal de CEINGE y Catedrático de Ciencias Técnicas de Medicina de Laboratorio en Federico II, según la agencia EFE.

Este descubrimiento puede ayudar a entender a los científicos qué es lo que ocurre en el cuerpo humano en un suceso devastador como fue la erupción del Vesubio.

«La evidencia de un rápido descenso de la temperatura, atestiguado por el tejido cerebral vitrificado, es una característica única de la erupción en Herculano, y proporciona información relevante y posiblemente útil para autoridades en caso de una futura erupción del Vesubio», le dice Petrone a BBC Mundo.

«El estudio de tejido vitrificado encontrado puede salvar vidas en el futuro«, sugiere.

Durante la erupción del Vesubio, Herculano fue enterrada por flujos piroclásticos, que son corrientes rápidas de fragmentos de rocas, cenizas y gases calientes.

Ese materia volcánica carbonizó y conservó partes de la ciudad, incluidos los esqueletos de los residentes que no pudieron huir.

Los arqueólogos han estado investigando durante siglos los restos de Herculano y Pompeya, el otro asentamiento romano destruido por el Vesubio.


Tomado del portal BBC Mundo