Que el 2019 sea un año feliz

Foto: Arquidiócesis de Bogotá

Es el deseo del cardenal Rubén Salazar Gómez, Arzobispo de Bogotá y Presidente del CELAM, al recibir el año 2019. El prelado invita a todos los colombianos a tener una actitud de permanente alegría.

“Va ser un año feliz si somos capaces – en medio de las dificultades, las enfermedades, incluso la ausencia física de nuestros seres queridos – vivir con alegría, felices porque nos sentimos amados por Dios y llenos de su amor”, señaló el purpurado.

El cardenal Salazar Gómez invitó para que este nuevo año hagamos el esfuerzo de amar un poco más a nuestros hermanos y convertir nuestra vida en permanente alegría.


Tomado del portal de la Conferencia Episcopal de Colombia

COMPARTIR