Quibdó y Pereira, ciudades en donde más se redujo el número de empleados

Foto: DANE / Gráfico LR-AR

El Dane informó que la tasa de desempleo en septiembre llegó a 10,5%. La población ocupada se redujo en 474.000 personas

Por: Laura Lucía Becerra Elejalde

La República

El desempleo continúa en aumento. El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) informó que en septiembre el indicador se ubicó en 10,2%, 0,7 puntos porcentuales por encima del dato del mismo mes de 2018, cuando registró una tasa de 9,5%. Según esto, el número de personas desocupadas llegó en septiembre a 2,53 millones.

Por ciudades, al revisar los datos del trimestre móvil junio-septiembre, en la que se vio la mayor reducción de personas ocupadas fue en Quibdó, en donde este grupo se redujo en 12,2%, pues la ciudad pasó de tener 39.811 personas laborando, en este periodo de referencia en 2018, a 34.945 personas ocupadas entre julio y septiembre de 2019. Esto quiere decir que, al comparar los dos años, en la capital del Chocó, 4.866 personas dejaron de estar ocupadas.

Después de Quibdó, Pereira es la ciudad con mayor reducción en su ocupación, con una disminución de 7,14%. Entre julio y septiembre de 2018 tenía 312.596 personas laborando y pasó a 290.262 personas para el respectivo trimestre móvil de este año. En la ciudad, 22.334 personas salieron de la población ocupada.

“La disminución de la población ocupada para el mes de septiembre en el total nacional fue de 474.000 personas, pero fundamentalmente estuvo concentrada en población ocupada que estaba en los pequeños municipios y la población rural del país, en donde es más probable que esa población pase de la ocupación a la inactividad y no a la desocupación”, recalcó el director del Dane, Juan Daniel Oviedo.

En relación con la población inactiva en septiembre, el Dane reportó un alza de 821.000 personas, mientras que el alza en la población desocupada, o desempleada, fue de 153.000 personas. Al respecto, Iván Jaramillo, director del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, dijo que “lo preocupante no es que se reduzca el número de ocupados, y que pasen a ser desocupados, sino que pasen a ser inactivos”, pues tal como explica el experto, las personas ubicadas en este renglón ni siquiera están buscando empleo.

Según Jaramillo, otro tema también tiene que ver con el tamaño de los mercados, algo que sucede en las principales ciudades, donde la reducción en la ocupación está relacionado con un tema de oferta y demanda. “En Bogotá está concentrada toda la producción, la oferta también es mayor, y la ciudad recibe un flujo migratorio muy fuerte que aumenta la oferta y deprime el empleo”, explicó el investigador.

Por otro lado, al revisar los sectores, en el que más se redujo la población ocupada fue el de agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca, que pasó de tener 3,71 millones trabajadores a 3,51 millones de ocupados en el trimestre julio-septiembre de 2019, lo que implicó que 199.851 personas dejaron de laborar en el sector y la ocupación se redujo 5,37%.

Tras este, se ubicó la industria manufacturera en la que 142.948 personas que laboraban el año pasado pasaron a la desocupación o inactividad. Entre julio y septiembre de 2018 había 2,68 millones de ocupados, y este año la cifra se redujo a 2,53 millones.

Desempleo aumentó en el país pero mejoró en las principales ciudades
Si bien el desempleo aumentó a nivel nacional, en las principales 13 ciudades y áreas metropolitanas se redujo. Mientras que en septiembre de 2018 el indicador en estas zonas estaba en 10,5%, en el noveno mes de este año la tasa de desempleo en las principales ciudades cerró en 10,1%. “Este es el reflejo de que el mercado laboral está reaccionando en primer lugar en el contexto urbano, pero no ha logrado reaccionar de forma marcada en los pequeños municipios y en las zonas rural del país”, dijo Oviedo.


Tomado del portal del diario La República

COMPARTIR