El Papa Francisco recordó que la fidelidad de Dios es acercarse al Sacramento de la Penitencia “no es ir a la tintorería, sino recibir el abrazo de amor del Señor”.

El Papa recordó que la Iglesia invita a reflexionar sobre el amor fiel de Dios a la vez que el Señor “siempre se ha acordado de su alianza”, como dice el Salmo responsorial y la Primera Lectura tomada del Libro del Génesis  que recorre el episodio de la alianza de Dios con Abraham.

“El Señor es fiel, no se olvida de nosotros”, ha asegurado el Santo Padre. “Jamás ha explicado No puede, es fiel a su alianza. Esto nos da seguridad. De nosotros podemos decir: ‘Pero, mi vida es tan mala. Me encuentro en esta dificultad, soy un pecador, una pecador Él no se olvida de ti, porque tiene este amor visceral, y es padre y madre”.

Se trata de una fidelidad “que lleva a la alegría”, ha matizado el Santo Padre. Y añadió que al igual que para Abraham, nuestra alegría es exultar en la esperanza porque “cada uno de nosotros sabe que no es fiel”, pero Dios sí lo es, reafirmó el Santo Padre.

Así, Francisco invitó a pensar en la experiencia del Buen Ladrón: “Dios fiel no puede  renegar de sí mismo, no puede renegar de nosotros, no puede renegar su amor, no puede renegar a su pueblo, no puede renegar porque nos ama”.


Redacción: Paz Estéreo