Según EE. UU., producción de cocaína llegó a 951 toneladas en 2019

Foto: Luis Robayo / AFP

Washington habla de estabilización de cultivos: reporta 212 mil hectáreas. 4.000 más que en 2018.

Los cultivos de hoja de coca aumentaron en Colombia en 2019 hasta las 212.000 hectáreas, mientras que la producción de cocaína alcanzó las 951 toneladas, unas cifras récord según estimaciones publicadas este jueves por el Gobierno de Estados Unidos.

Las hectáreas cultivadas pasaron de 208.000 a 212.000, mientras que la producción de coca se disparó en un 8 %, de 879 toneladas a 951, lo que sitúa las estimaciones para 2019 en números récord tras una leve caída reportada el año anterior.

El cálculo anual sobre la producción de cocaína en Colombia fue elaborado por la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP, en inglés).

Ese ligero descenso en 2018 sirvió para que el Gobierno de Donald Trump dijese entonces que los cultivos de coca en Colombia estaban en fase de «estabilización» tras seis años consecutivos de subidas. Trump se había mostrado muy crítico cuando llegó a la Casa Blanca con el Gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018) e incluso llegó a amenazar con «descertificar» a Colombia -su principal aliado en Latinoamérica- por incumplir sus compromisos internacionales contra el narcotráfico.

Donald Trump, sin embargo, ha mostrado una mayor sintonía con el actual presidente colombiano, Iván Duque, quien estuvo este lunes en la Casa Blanca.

Esa buena relación no le ha servido para evitar que Trump dijese durante un anterior visita de Duque en febrero que Colombia está atrasada en materia de erradicación de cultivos y que en la reunión de este lunes le presionase para que reanude la fumigación aérea con glifosato.

«Bueno, va a tener que hacer aspersión. Si no hace aspersión, no podrá deshacerse de ellos. Así que hay que hacer aspersión en relación con las drogas en Colombia», afirmó el mandatario estadounidense.

Por su parte, la Casa Blanca emitió un comunicado en la mañana de este viernes en el que habla de la agenda bilateral para reducir el suministro de cocaína, establecida por los gobiernos de Colombia y EE. UU.

“Cuando el presidente Duque asumió el cargo en 2018, se enfrentó a niveles récord de cultivo de coca y producción de cocaína. Con el apoyo de Estados Unidos y nuestra estrecha colaboración durante sus 18 meses en el cargo, sus políticas han resultado en una estabilización de ambos «, aseguró en el documento Jim Carroll, director de la
Oficina de Política Nacional de Control de Drogas (ONDCP, por sus siglas en inglés).

Así mismo, el texto explica que el foco de la reunión «fue el de expandir los resultados del programa integrado de erradicación de coca de Colombia al garantizar el uso completo de todas las herramientas disponibles, incluida la erradicación manual, el desarrollo alternativo y un componente de erradicación aérea liderado por Colombia, respaldado por programas de desarrollo rural y seguridad rural».

Reiniciar el programa de fumigación

Las fumigaciones aéreas fueron suspendidas en 2015 en Colombia, cuando el Gobierno de Santos acogió una advertencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que consideró ese herbicida como «probablemente cancerígeno».

El Gobierno de Duque, sin embargo, tiene entre sus planes reiniciar el programa de fumigación tal y como reclama Estados Unidos.

La ONDCP publicó las cifras de 2019 al informar este jueves del diálogo entre Washington y Bogotá para «establecer un plan de acción conjunta bilateral de todo el Gobierno para reducir los altos niveles de cultivo y producción de cocaína en un 50 por ciento para fines de 2023».

Entre las medidas que abordaron Colombia y Estados Unidos en las conversaciones estuvo la aspersión aérea.

«Un eje central del diálogo fue expandir los resultados del programa integrado de erradicación de coca de Colombia al garantizar el uso completo de todas las herramientas disponibles, incluida la erradicación manual, el desarrollo alternativo y un componente de erradicación aérea liderado por Colombia», apuntó la Casa Blanca.


Tomado del diario EL TIEMPO / Agencia EFE