Fotografía: Alcaldía de Ibagué.

En Ibagué no se ha presentado ningún caso de mortalidad asociado a las Infecciones Respiratorias Agudas en niños menores de 5 años.

En esta temporada de lluvias es usual que se incrementen los casos de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA). Debido a ello, es importante tomar precauciones especiales con los niños menores de 5 años para prevenir complicaciones de salud.

Según la Secretaría de Salud de Ibagué, hasta la fecha se tienen registrados 14.505 casos de niños con enfermedades respiratorias debido a las temporadas invernales.

“En las temporadas de lluvia se incrementan los problemas respiratorios, especialmente en niños menores de 5 años. Por eso es importante tomar medidas para prevenir que se presenten complicaciones en la salud”, dijo Gelver Gómez, secretario de Salud.

¿Qué son Infecciones respiratorias?

Las Infecciones Respiratorias Agudas son un grupo de enfermedades causadas por diferentes microorganismos como virus y bacterias que comienzan de forma repentina y duran menos de 2 semanas.

En niños menores de 5 años, los síntomas más frecuentes son el aumento en la frecuencia respiratoria, ruidos extraños al respirar, vómito, fiebre, irritabilidad, decaimiento, somnolencia y, en algunos casos, convulsiones.

“De no tener el debido cuidado, los niños pueden pasar de una infección respiratoria aguda a complicaciones más serias como la neumonía, ya que esto podría requerir de hospitalización y hasta de cuidados intermedios”, agregó Gómez.

Recomendaciones

  • Cubrirse la boca al toser o estornudar.
  • Usar toallas de papel para contener las secreciones respiratorias y botarlas a la basura después de su uso.
  • Lavarse las manos con agua y jabón después de estar en contacto con secreciones respiratorias y objetos o materiales contaminados.
  • Emplear mascarilla o tapabocas cuando vaya a tener contacto con otras personas.
  • Evitar permanecer en espacios reducidos con gran número de personas.
  • Evitar el consumo de azúcar, debido a que ingerir altas cantidades hacen que se incremente la producción de mucosidad.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura.


Redacción: Verónica Palacio 

COMPARTIR