Superintendencia sancionó la Federación por reventa de boletas

Foto: EL TIEMPO

Son 17 personas naturales sancionadas. Además, una millonaria multa de parte de la SIC.

La Federación Colombiana de Fútbol como institución y varios de sus ‘zares’, entre ellos los poderosos Ramón Jesurún y Álvaro González, fueron condenados administrativamente por el escándalo de la reventa de boletas para las eliminatorias al Mundial de Rusia del 2018.

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) impuso multas por 18.000 millones de pesos en el proceso por conducta anticompetitiva contra la Federación y sus máximos jerarcas porque, dice el fallo, simularon una licitación para montar un esquema que permitió el desvío de miles de boletas hacia el mercado negro.

El superintendente Andrés Barreto confirmó que fueron sancionadas 17 personas naturales y tres agentes de mercado «por haber ejecutado o facilitado la conducta anticompetitiva».

De acuerdo con la SIC, fueron sancionadas la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), las empresas  Tu Ticket Yacoom S.A.S. (Ticket Ya)  y Comercializadora de Franquicias S.A. (Ticketshop) por «cartelización en la comercialización de la boletería para los partidos de fútbol«, cuando la  Selección Colombia jugaba de local  en las eliminatorias al Mundial Rusia 2018.

Barreto señaló que la decisión anunciada contó con concepto favorable por unanimidad del Consejo Asesor de Competencia, el cual estaba programado inicialmente para el primero de abril de 2020 y fue aplazado por la suspensión de términos debido a la pandemia para el primero de julio de 2020.

En ese orden de ideas, la Federación Colombiana de Fútbol deberá pagar una multa de $ 16.016’028.600. Ticket Ya debe responder por $45’754.995.

La empresa Ticketshop fue exonerada de pagar $ 1.297’697.115 por colaboración con la justicia.

(Le sugerimos leer:Recomiendan a Superintendencia que sancione a directivos del fútbol).

Como personas naturales, deberán pagar Luis Hernando Bedoya Giraldo, quien se encuentra colaborando con la justicia en Estados Unidos, $ 262’601.625. 

De la Federación Colombiana de Fútbol fueron sancionados Ramón de Jesús Jesurún, con el pago de $ 304’617.885; Álvaro González Alzate, $ 46’467.135; Jorge Fernando Perdomo, $ 97’385.145; Juan Alejandro Hernández Hernández, $ 8’011.575; Claudio Javier Cogollo Merlano, $ 8’723.715; Elkin Enrique Arce Mena, $ 6’765.330; Andrés Tamayo, $ 10’147.995, y Rodrigo José Cobo Morales, $ 12’213.201.

(Le sugerimos leer: Otra vez se salvó Luis Bedoya, aplazada su sentencia).

De acuerdo con el Superintendente, de la empresa Ticketshop fueron exonerados de pagar el 100 por ciento de la multa por colaboración con la justicia, César Rolando Carreño Castañeda, $ 50’205.870 e Iván Darío Arce Gutiérrez, $ 10’860.135.​

Multas para Ticket Ya

Elías José Yamhure, $ 61’066.005; Leticia Mercedes Guijarro Daza, $ 5’447.871; Rodrigo Alejandro Rendón Ruiz, $ 36’853.245; Medardo Alberto Romero Riveros, $ 24’924.900; David Alberto Romero Vega, $ 24’924.900, y Roberto Saer Daccarett, $ 22’076.340.

Las multas ascienden en total a $ 18.352’773.582. El Superintendente afirmó que los afectados pueden interponer un recurso de apelación ante la SIC.

Barreto aseguró que en este caso lo que hubo «fue un sistema tendiente a vulnerar la libre competencia», que involucró a integrantes de la FCF y a empresas dedicadas a la venta de boletería.

El Superintendente señaló que se conformó un «cartel para revender las boletas de la eliminatoria 2018 que generaron unos precios excesivamente altos a través de la reventa».

(De seguro le interesa: El rastro de la reventa de boletas para las eliminatorias a Rusia).

Barreto recordó, además, que en su momento se abrió una investigación por publicidad engañosa, ya que se recibieron varias quejas de ciudadanos que afirmaban que nunca pudieron acceder a las páginas web donde se vendía la boletería.

Antecedentes del escándalo de la reventa Rusia 2018

(Le sugerimos leer: ‘Investigación de la SIC tiene vacíos’).

El Superintendente también afirmó que la investigación parte de la información entregada como colaboración de la empresa Ticketshop, que reconoció su participación en el esquema ilegal «y aportó documentos, correos electrónicos y declaraciones de sus funcionarios sobre la existencia y el funcionamiento del cartel empresarial», que llegó a cobrar boletas hasta con un sobrecosto del 350 por ciento.

Los mencionados se pusieron de acuerdo para limitar la libre competencia, y así una sola empresa estuviera al frente de las boletas de las eliminatorias de Rusia 2018.


Tomado de portal del diario EL TIEMPO