«Tiende la mano a quienes lo necesitan»: Campaña de Comunicación Cristiana de Bienes

Con el propósito se seguir ayudando a los más necesitados inició la Campaña de Comunicación Cristiana de Bienes, liderada por la Iglesia en Colombia a través de la Pastoral Social bajo el lema «Tiende la mano a quienes lo necesitan«.

En la apertura de la campaña el secretario general de la CEC, Monseñor Elkin Fernando Álvarez Botero, dijo que este lema invita a no ser insensibles frente a las dinámicas sociales de pobreza, exclusión, falta de recursos e imposibilidades para acceder a las cosas fundamentales para subsistir.

Además enfatizó que esta campaña se está desarrollando en un contexto lleno de dificultades por la pandemia, recordando las palabras del Papa Francisco al hacer un llamado para que se viva un tiempo de solidaridad, de compartir y dejarse tocar por el sufrimiento del otro, en este periodo de emergencia sanitaria.

La Cuaresma es el espacio propicio que nos invita a compartir, a la caridad que brota del corazón y no de las apariencias, en este tiempo de pandemia ha quedado de relieve la fragilidad, la debilidad y la necesidad de sostenernos en la fe y en la fraternidad y estos son los valores que promueve esta campaña”, afirmó.

El también obispo de Santa Rosa de Osos, agregó que esta campaña reafirma el valor del compartir, de la solidaridad, “de apoyarnos para ser fuertes los unos a los otros y no ser indiferentes ante el sufrimiento de los demás, es una práctica de la real vivencia de la Cuaresma”.

Por su parte monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS), advirtió durante su intervención que la campaña en el contexto de la pandemia, lanza un gran desafío a todas aquellas personas que han de tender la mano a quienes lo necesitan.

Resaltó tres aspectos que enmarca la campaña para este tiempo de Cuaresma: La conversión en medio de la crisis que vive la humanidad por causa del Covid-19; la oración, que une a todos a una gran entrega en las manos de Dios, y, por último, el ayuno, que lleva, según lo indicó, “a unas ciertas mortificaciones, de las cuales podemos realizar ejercicios de solidaridad, de salir al encuentro del otro y tender la mano a los que lo necesitan”.

Destacó que este fondo de emergencia, se viene animando desde hace 40 años, y en el último año dedicó sus aportes en atención de ayudas de emergencias causadas por los desastres naturales, como fue el caso del huracán Iota en San Andrés, Isla. Explicó también que se han dado respuestas integrales a la población de extrema pobreza, que en este tiempo de pandemia ha requerido de ayuda humanitaria en diferentes aspectos, como: asistencia alimentaria, jurídica, medicamentos, psicosocial, entre otras.

Finalmente, exhortó a la comunidad a continuar unidos para mantener esa capacidad de ayudas, a través de la campaña, y, así, como Iglesia tener un gesto de fraternidad con los más necesitados.

Cómo participar

Esta campaña se extiende en toda la Iglesia Colombiana y en nuestra ciudad está  dirigida a través de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Ibagué, esta es una oportunidad para compartir con nuestros hermanos más necesitados, por esto la invitación es a dar nuestros aportes a través de los diferentes medios dispuestos.

Desde el miércoles de Ceniza en cada Parroquia hay unas urnas para depositar nuestra ofrenda, también en los despachos Parroquiales se estará recibiendo la contribución de los fieles.

Por su parte en la oficina de la Pastoral Social también se están recogiendo los aportes así como en la Cuenta Corriente de Bancolombia N° 43521159060 a nombre de la Pastoral Social Nit: 809012633.


Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia y Pastoral Social Arquidiócesis de Ibagué