Unicef: aumenta la llegada de menores a las costas europeas

Foto: ANSA

El organismo de Naciones Unidas informa, además, que muchos de los jóvenes migrantes y refugiados que han realizado el viaje hacia Europa han sufrido violencias y abusos, con las consecuencias en su bienestar psicológico y físico

Según un comunicado de UNICEF del 8 de mayo, en los primeros tres meses de 2019 cerca de 16 mil migrantes y refugiados llegaron a Europa a través de las rutas migratorias en el Mediterráneo. Si bien estos números representan una leve disminución respecto al mismo período de 2018 , el porcentaje de niños ha aumentado, pues uno de cada cuatro migrantes son niños, contra el uno de cinco del año pasado. En estos meses han llegado a las costas europeas un total de 3.800 niños, que se añaden a los 41 mil ya presentes en las estructuras de acogida en Grecia, Italia y Balcanes.

En estos tres meses de 2019, 365 han perdido la vida en el Mediterráneo, más del 60 por ciento del número totas de víctimas registradas en todo el año 2018.

El organismo de Naciones Unidas informa, además, que muchos de los jóvenes migrantes y refugiados que han realizado el viaje hacia Europa han sufrido violencias y abusos, con las consecuencias en su bienestar psicológico y físico.  “En Italia en particular, casi todas las mujeres y jóvenes que han llegado han referido haber sobrevivido a formas de violencia sexual o de género”. Y según una investigación reciente, también los hombres y jóvenes son a menudo víctimas de violencia sexual por parte de grupos armados, mientras están secuestrados o apresados, principalmente en Libia.

El comunicado de Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, desglosa luego las problemáticas de acogida que se dan en distintos países europeos:

En Italia, por ejemplo, no obstante los esfuerzos del gobierno en los últimos dos años, persisten dificultades en el sistema de protección e inclusión social de los jóvenes migrantes y refugiados en este país, y también disparidades en relación al acceso a los servicios de salud, con el riesgo de que los más vulnerables permanezcan invisibles. La situación de los niños y de las familias en los centros de primera acogida e identificación en Grecia es una de las preocupaciones que señala Unicef, al considerar que a fines de marzo de este año estaban presentes en este tipo de centros 11.500 personas en cinco islas, el doble respecto a su capacidad total.

En Serbia, una situación que es motivo de preocupación es la situación de más de 400 menores no acompañados, que no tienen acceso a los cuidados apropiados, protección, instrucción y otros servicios. Mientras que en Bosnia – Erzegovina, en el primer trimestre de 2019 las autoridades de frontera han registrado cerca de 3.600 nuevos arribos de migrantes y refugiados. De las 6.450 personas presentes en el país a finales de marzo, el 19% eran niños y el 7% niños no acompañados.

Unicef pide proteger a los niños y jóvenes migrantes y refugiados de discriminación y xenofobia, y de hacer frente a las causas que los alejan de sus hogares, a través de políticas e inversiones en todas las áreas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, como la protección social, la ocupación juvenil, las acciones por el clima por la paz y la justicia.


Tomado del portal Vatican News

COMPARTIR