USI habilitará 25 camas para atención de urgencias

Foto: Suministrada

Ante el cierre de los servicios de urgencias de las clínicas Minerva, Esimed y Medicádiz, la Unidad de Salud de Ibagué habilitará 25 camas adicionales para atender a los pacientes que requieran servicios médicos inmediatos y permanecer en observación.

Estas camas entrarán a funcionar a partir del 1 de diciembre en las unidades intermedias San Francisco, Jordán octava etapa, El Salado y Kennedy. A través de este servicio, la Administración espera evitar que se agudice la crisis hospitalaria en la ciudad.

“Con el cierre de las 32 camillas ubicadas en Medicádiz, la Unidad de Salud de Ibagué pasará a soportar el 67 % del total de la responsabilidad de las urgencias en la ciudad. Por eso decidimos habilitar más camillas para poder prestar el servicio a los ciudadanos”, aseguró Jhoanna Barbosa, secretaria de Salud.

De acuerdo con la funcionaria, en Ibagué existe un déficit de camillas causado por el cierre de varios centros asistenciales. Mientras los estándares internacionales sugieren entre 2.5 y 4.5 camas por cada 100.000 habitantes, en la capital del Tolima solo hay una proporción de 1.98 camas por cada 100.000 ciudadanos.

“El 10 % del total de la red hospitalaria debe estar destinado a camas de urgencias. En Ibagué tenemos 1.129 camas de observación, las cuales son insuficientes por el perfil epidemiológico de nuestra ciudad, ya que de manera frecuente tenemos lesiones de causa externa, homicidios, enfermedades cardiovasculares, accidentes de tránsito, entre otras situaciones”.

La apertura de las nuevas camas en la USI fue acordada con los prestadores de servicios de Ibagué. Además de habilitar nuevos espacios, las unidades.

Intermedias también recibirán recursos adicionales para garantizar la dotación, insumos médicos y recurso humano.

Este plan de contingencia podrá ser implementado gracias al fortalecimiento institucional y financiero de la Unidad de Salud de Ibagué luego de la fusión con el Hospital San Francisco el pasado mes de agosto de 2017.

Vale resaltar que, desde el pasado 18 de julio, la USI está prestando servicios de urgencias a los pacientes de Medimás que resultaron afectados por el cierre de la clínica Esimed.


Redacción Paz Estéreo. Con información de la oficina de prensa de la Alcaldía de Ibagué.

COMPARTIR