Víctimas de masacre en Cauca eran miembros de equipo de ingenieros

Foto: Gloria Arias

Cuatro cadáveres fueron hallados en Corinto y otro en Caloto. Cúpula militar, a la zona.

Cuatro víctimas de la nueva masacre en el Cauca eran miembros de un equipo de ingenieros y topógrafos que desarrollaba trabajos de reconocimiento de la zona de Corinto, en el norte del departamento.

Eso es lo que señalan los últimos reportes de las autoridades sobre el crimen, que es el segundo asesinato colectivo que sacude esa región en menos de 48 horas. Se investiga si una quinta víctima, cuyo cuerpo fue descubierto en el cercano municipio de Caloto, también era parte del equipo de ingenieros.

Según informaciones conocidas por este diario, los técnicos estaban realizando labores topográficas, apoyados por drones, en una zona en la que hay cultivos de coca. Poco después de haber iniciado su trabajo, fueron atacados por hombres armados que los asesinaron y hurtaron los equipos técnicos, entre ellos dos drones, y un vehículo Nissan Frontier.

En el lugar se encontraron documentos a nombre de Carlos Mario López, Diego Hernán Rodríguez Torres, Diego Alejandro Cerquera Picón y Roosebelt Saavedra Solarte.

La empresa se llama Fundación Desarrollo de las Ingenierías y las Ciencias de la salud para la Proyección Social (FUNDIPROS) y al parecer estaba trabajando con una firma local también de ingeniería.

La compañía tiene varios contratos con la Gobernación del Huila para la viabilidad de proyectos de riego y agricultura. Su director ejecutivo, Óscar Eduardo Gutiérrez Olaya, tiene contratos con esta gobernación desde el 2011, siempre en el sector de ingeniería y topografía.

Según las autoridades, el último reporte que se tuvo del grupo fue desde el municipio de El Palo, que es un sitio de paso obligado para quienes se mueven en la región y en el que hay presencia de grupos irregulares.

El presidente Iván Duque le dio la orden al general Luis Fernando Navarro para que se traslade de inmediato al departamento del Cauca para tomar medidas ante recientes hechos de violencia.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, también se pronunció sobre el hecho. «A los narcotraficantes los mueve una codicia tal que ninguna vida les merece respeto, pero nunca han podido ni podrán doblegar a los colombianos. Rechazamos el vil asesinato de cinco personas en Corinto, Cauca», escribió en cuenta de Twitter.

Las primeras versiones de las autoridades responsabilizan a las disidencias de las Farc que delinquen en esa zona. Uno de los muertos era un suboficial retirado de la Armada que trabajaba como contratista.

El hallazgo de cuatro cuerpos ocurrió cerca de las 5:00 de la tarde de este jueves en la vereda Santa Elena, a 20 minutos del casco urbano de Corinto.

“Hombres armados ultimaron a cuatro personas y huyeron hacia zona montañosa en un vehículo reporta la comunidad. Las víctimas no son indígenas”, dijo el líder indígena Edwin Mauricio Capaz.

También, en el sector del Palo, Caloto, casi a la misma hora, fue encontrado el cadáver de un hombre, con aparentes signos de tortura y envuelto en una bolsa negra.

El hombre fue encontrado sobre una alcantarilla y presentaba impacto por arma de fuego.

Esto se suma a los recientes actos violentos en Tacueyó, Toribío, donde fueron asesinados cinco nativos, entre ellos la Gobernadora de ese resguardo Cristina Taquinás Bautista.


Tomado del portal del diario EL TIEMPO / Redacciones Popayán y Justicia

COMPARTIR