La Arquidiócesis de Bogotá, la fundación el Buen Samaritano y la Caja de Auxilios para el Clero, actualmente está construyendo una casa en el municipio de Anapoima para sacerdotes eméritos, adultos mayores o con alguna enfermedad, con la finalidad de que encuentren allí un lugar adecuado para vivir, descansar o continuar con sus tratamientos de salud.

Según el consorcio se espera que para finales de este año ya esté lista la casa, el proyecto Arquidiocesano llevara el nombre del santo papa esto debido a su visita apostólica al país el pasado 6 de septiembre.

Es de resaltar que el terreno fue donado por el laico Álvaro Murcia,  La  construcción consta de mil doscientos metros cuadrados, con cuatro pisos y 12 habitaciones. En el último piso se encuentra una zona húmeda con jacuzzi y sauna, otra parte donde estará ubicada la enfermería y que a la vez servirá como un espacio adecuado para realizar terapias o ejercicios de recuperación de la salud.

La Arquidiócesis de Bogotá inicio una campaña para recoger fondos para la dotación de muebles para cada una de las habitaciones y espacios en general, ya que se busca que todos los lugares queden amoblados con las mismas características, quienes están interesados pueden hacerlo realizando su aporte en efectivo a la siguiente cuenta: Cuenta Corriente del Banco de Bogotá número: 036318616 a nombre de Caja de Auxilios para el Clero, Nit : 860.007.333-1

Mayores informes al teléfono: 3505511 Ext 1423, de la Arquidiócesis de Bogotá.  /  Se requiere enviar soporte de consignación al siguiente correo: contabilidadcaja@arquibogota.org.co, concepto:  Donación Casa de Anapoima.


Redacción: Verónica Palacio