Fotografía: Conferencia Episcopal de Colombia.

La Conferencia Episcopal de Colombia rechazó el atentado perpetuado por el ELN en el oleoducto de Caño Limón Coveñas.

Durante el encuentro de Agentes de Reconciliación y Paz en ZVTN y ECTR que se celebra en Bogotá, Monseñor Victor Manuel Ochoa Cadavid, obispo de Cúcuta rechazó el atentado al oleoducto de Caño Limón Coveñas, en Norte Santander, e hizo un llamado al ELN para que “entre de verdad a un proceso serio de paz y reconciliación”.

“Siento que este atentado es una estrategia por parte del ELN, por lo que es un hecho reprochable. Hay muchas personas afectadas, los campesinos son los que sufren, han sido tocadas las fuentes de agua y los cultivos de las comunidades; por ello nuestra tarea es hacer respetar y cuidar la naturaleza”, señaló Víctor Manuel Ochoa Cadavid.

Monseñor, además destacó que la Iglesia está preparando su aporte para iniciar los diálogos con el ELN, la Iglesia enviará un grupo de obispos a las zonas donde está el grupo.

Durante el encuentro se evaluaron los alcances realizados entre el Gobierno y las Farc luego de la firma de los acuerdos de paz, el jerarca dijo que la paz es un tema irreversible para Colombia.

“Es urgente crear procesos de justicia social, de inserción de muchos colombianos que están en situaciones de dificultad y pobreza y colombianos que también tienen que convertirse al tema de la paz”, puntualizó.

Dijo además que la justicia especial debe responder a una necesidad de verdad, justicia, reparación y reconciliación, donde deben estar todos los actores que han estado involucrados en el conflicto.

Finalmente, aseguró que después de la visita del Papa Francisco es momento de trabajo, de grandes gestos y gran empeño para lograr la paz que todos los colombianos deseamos.


Redacción: Verónica Palacio