Alejandro Sanz y Raquel Perera se separan

Foto: Getty Images

Una semana después de comenzar los rumores, se confirma la separación de la pareja después de doce años juntos y dos hijos en común, Dylan y Alma

Se confirma: Alejandro Sanz (50 años) y Raquel Perera (44 años) se separan después de 12 años juntos. Los rumores sobre las desavenencias de la pareja comenzaron hace poco más de una semana y este miércoles la revista ¡Hola! oficializa su separación y afirma que cada uno de ellos han comenzado un camino por separado.

Se trata solamente de la constatación de una separación que se daba por hecha desde que el pasado domingo tanto el cantante como Raquel Perera publicaran en sus respectivas cuentas de Instagram y simultaneamente una sonriente imagen de los dos con sus hijos con un texto ambiguo pero bastante inequívoco: «Somos una familia y siempre lo seremos. Decidimos amarnos para siempre y así será. Lo eterno tiene la complejidad y la ventaja de transformar las maneras de amarse en otras direcciones, sin destruir el cariño, la lealtad y la responsabilidad conjunta sobre nuestros hijos. Nuestra familia está por encima de cualquier cosa…es diversa y bella, como la vida y así permanecerá. El mundo cambia, nosotros también, siempre amorosamente. Gracias por respetarlo».

Cuatro frases que resumían doce años de relación y también cómo iba a ser su relación de familia en el futuro: una separación respetuosa con dos hijos, Dylan y Alma, en el centro de sus preocupaciones y con una clara declaración respecto a su presente pero también a su futuro: el mundo cambia, ellos también, pero lo harán «amorosamente». Su declaración llegaba tres días después del cumpleaños del octavo cumpleaños de su hijo Dylan, a quien llaman Capitán Tapón, y después de celebrarlo todos juntos en una fiesta. Un día después Raquel, junto a sus dos hijos, cogía un avión con destino a Madrid y después a una playa donde pasar unos días juntos. Mientras Alejandro Sanz está con su hija Manuela, a quien tuvo durante su primer matrimonio con la cantante mexicana Jaydy Michel, y continúa con sus conciertos de La Gira cuyas próximas citas serán a partir del 28 de agosto en Estados Unidos y en México.

Raquel Pereda y Alejandro Sanz comenzaron su relación en 2007, dos años después de que el cantante se separara de Jaydy Michel con quien se había casado en Indonesia en 1999. Al principio mantuvieron su relación fuera del foco de los medios y en enero de 2011 anunciaron que esperaban a su primer hijo, Dylan, que nació el 12 de julio de ese año. Con la misma discreción, y por sorpresa, la pareja contrajo matrimonio el 26 de mayo de 2012 en la finca que el cantante tiene en la localidad cacereña de Jarandilla de la Vera. Un enlace que ni siquiera conocían los familiares y amigos a los que congregaron allí ese día y que pensaban que solo asistían al bautizo de Dylan, que se celebró al mismo tiempo que su matrimonio.

El 24 de julio de 2014 llegaba al mundo su segundo hija, Alma. El cantante tiene además un cuarto hijo, Alexander, de una relación extramatrimonial y a quien Sanz dio a conocer a través de un comunicado en diciembre de 2006. En dicho comunicado el músico afirmaba que su hijo tenía entonces tres años y explicaba que si no había informado antes de su existencia había sido por «expreso deseo de la madre, una mujer totalmente ajena a la vida pública».

Raquel Perera siempre se ha mantenido en un discreto segundo plano en la vida pública del cantante. Estudió Psicología y se especializó en Comunicación y Marketing y conoció al cantante trabajando como su asistente personal, una actividad que dejó después de su boda. Desde entonces, además de ejercer su maternidad, se ha centrado en temas de cosmética, y ella misma contó en el blog de la firma Matriskin que es la distribuidora de la firma para España y América desde que las descubrió y le solucionaron una afección cutánea.

Hasta el último momento la pareja ha mantenido la buena sintonía. El pasado mes de marzo Alejandro Sanz organizó en Miami una fiesta sorpresa a su mujer para celebrar su 44 cumpleaños y ella publicó un storie en Instagram junto a una fotografía de ambos que dejaba claro el cariño que les une: «Gracias a todos. Pero, sobre todo, a ti, mi moreno bello por abrazarme con todo».


Tomado del portal Gente del diario EL PAÍS (ES)