Alemania: extrema derecha en fuerzas de seguridad no es un «problema estructural», según informe

Foto: Wolfgang Kumm / dpa / Picture - Alliance

El ministro del Interior, Horst Seehofer, destacó que «99%» de los agentes «respeta la Constitución». Sin embargo, los pocos casos de extremismo de derecha son «una vergüenza».

El gobierno alemán, acusado de minimizar la implantación de redes de extrema derecha en la policía y fuerzas armadas, publicó este martes (06.10.2020) un informe inédito sobre la cuestión y calificó los casos confirmados de «vergüenza», aunque destacó que no se trata de «problema estructural».

«El resultado del informe es claro: tenemos un pequeño número de casos», declaró el ministro del Interior, Horst Seehofer, al presentar el informe.

De acuerdo al informe, los servicios de inteligencia detectaron 377 casos de extremistas de derecha en las fuerzas de seguridad, 319 en la policía, una pequeña minoría entre los 300.000 miembros de las fuerzas del orden. Los datos corresponden al periodo entre enero de 2017 y marzo de 2020.

«Esto significa que la inmensa mayoría de los funcionarios de seguridad, es decir, 99% respeta la Constitución», apuntó.

«Esto también significa que no tenemos ningún problema estructural con el extremismo de derecha entre las fuerzas de seguridad a escala federal o estatal», sentenció.

Sin embargo, el ministro expresó que «cada caso confirmado constituye una vergüenza para las fuerzas de seguridad en su conjunto».

«No hay ninguna red de extrema derecha en la policía federal», señaló por su parte el jefe de este cuerpo Dieter Romann.

El informe es el primero de ese tipo que se realiza, con colaboración de los organismos de seguridad de todos los estados federados, y responde al debate que se abrió por una serie de casos de ultraderechismo dentro de la policía.

Los escándalos se han multiplicado en los últimos meses, al detectarse varios grupos de chats de policías en los que los agentes intercambian comentarios racistas. En el ejército, un comando de élite infiltrado por neonazis fue disuelto parcialmente este verano.

rrr (reuters/afp/efe)


Tomado del portal alemán DW