Alerta ante la posibilidad de propagación del coronavirus en los centros espaciales rusos

Foto: Médicos especialistas rusos haciendo pruebas PCR – EFE

Aunque en la propia base espacial de Vostochni no se ha dado ningún caso de la enfermedad, en Tsiolkovski se han registrado en las últimas horas medio centenar de contagios

Por: Rafael M. Muñueco / Corresponsal en Moscú

ABC

Un equipo de médicos provistos de material sanitario partieron hoy desde Moscú hacia el cosmódromo Vostochni, situado en la región siberiana de Amur, en el Extremo Oriente ruso, para prevenir la posibilidad de propagación de la Covid-19 en las instalaciones de este centro espacial. Resulta que en la ciudad cercana de Tsiolkovski se ha declarado un brote de coronavirus.

Los especialistas enviados a Vostochni por Roskosmos, la agencia espacial rusa, pertenecen a la Agencia Federal Médico-Biológica de Rusia (FMBA en sus siglas en ruso). Llevan consigo fármacos, equipos de protección personal y respiradores. Aunque en la propia base espacial de Vostochni no se ha dado ningún caso de la enfermedad, en Tsiolkovski se han registrado en las últimas horas medio centenar de contagios.

La FMBA sostiene que la situación está bajo control y que la solicitud de ayuda a Moscú se ha hecho para evitar que el coronavirus se extienda a los empleados que trabajan en las instalaciones del cosmódromo. Hace unos días, se dio la misma situación con respecto al histórico cosmódromo de Baikonur, situado en Kazajstán, pero utilizado por Rusia según un convenio de arrendamiento.

La FMBA envío también sus sanitarios a Baikonur, en cuyas proximidades, en la localidad que da nombre al cosmódromo, se detectaron nuevos casos de Covid-19. La base espacial no ha tenido que lamentar ningún contagio, pero en la ciudad de Baikonur, situada a escasos kilómetros un poco más al sur, ha habido 637 infectados desde el comienzo de la pandemia y 31 fallecimientos. En cualquier caso, según Roskosmos, la actual situación no afectará a los lanzamientos programados para finales de julio, entre ellos el de la nave de carta Progress MS-15 a la Estación Espacial Internacional (ISS en sus siglas en inglés) el próximo día 23.

A principios de mayo, Evgueni Mikrin, diseñador general de programas tripulados de Roskosmos, falleció por coronavirus. En abril, había estado en Baikonur cuando una nueva tripulación de cosmonautas fueron enviados a la ISS. Roskosmos, sin embargo, informó que, en el momento de su visita al cosmódromo, no tenía ninguna enfermedad, sugiriendo así que se contagió en otro sitio.

El jefe de la administración local de Baikonur, Konstantín Busiguin, asegura que la situación en la ciudad «está volviendo a la normalidad, poco a poco», pero, añadió, «continuarán vigentes las restricciones». Según la FMBA, en esta localidad cercana al cosmódromo se registraron 17 nuevos casos de coronavirus a partir del 17 de julio.

También hubo un importante brote de coronavirus en la Ciudad de las Estrellas, el centro de preparación y entrenamiento de cosmonautas cercano a Moscú, en abril. Tras haberse superado, se produjo otro en mayo, que, según las autoridades, se consiguió también eliminar y permitió el restablecimiento de la actividad normal de todo el complejo. Rusia anota ya más de 765.000 contagios desde el comienzo de la epidemia y un total de 12.247 decesos.


Tomado del portal del diairo español ABC