La clausura del congreso estuvo a cargo del Nuncio Apostólico de Colombia Monseñor Ettore Balestrero. 

Los días 3, 4 y 5 de  mayo la Arquidiócesis de Ibagué realizó el II Congreso San José en la vida de la Iglesia, una Jornada que contó con la presencia aproximadamente de 700  devotos a San José. La jornada inicio con la celebración de una Santa Eucaristía desde la Catedral Metropolitana de Ibagué presidida por Monseñor Flavio Calle Zapata.

El segundo día de congreso inicio con los himnos protocolarios, seguidamente el Alcalde de la ciudad Guillermo Alfonso Jaramillo hablo sobre la importancia de San José en la historia de la Iglesia. Monseñor Flavio Calle Zapata dio apertura oficial al Congreso agradeciendo a todos los participantes la presencia. Seguidamente Monseñor Froilán Tiberio Casas Ortiz dio apertura con la primera enseñanza “San José en la historia de la salvación”.

La Segunda enseñanza estuvo a cargo de Monseñor Omar de Jesús Mejía Giradlo quien  hablo sobre “El hogar de Nazareth y la familia de hoy”. La tercera enseñanza estuvo a cargo de Su Eminencia el Cardenal José de Jesús Pimiento.

La cuarta enseñanza estuvo a cargo de Joaquín Humberto Pinzón Vicario Apostólico de puerto Leguizamo Solano titulada “San José custodio del redentor”.

La Quinta y última enseñanza de la primera jornada, estuvo a cargo  de Monseñor Orlando Roa Barbosa, “La devoción a San José”. En horas de la tarde Monseñor Miguel Fernando González Obispo Auxiliar de Ibagué dio inicio a la sexta enseñanza “San José trabajador”. La séptima y última enseñanza estuvo  a cargo de la señora Olga Elvira Hincapié autora del libro el amor y el silencio de San José.

Durante el último día de congreso la novena enseñanza “José esposo de la virgen María”estuvo  a cargo del Nuncio Apostólico Monseñor Ettore Balestrero; la décima y última enseñanza del Congreso titulada “San José en los padres de la Iglesia” estuvo a cargo de Monseñor Fabio Duqué Obispo de Garzón.

El Congreso finalizó con una procesión que inicio desde el Colegio Tolimense hasta la Catedral Metropolitana de Ibagué en donde se presidió una Santa Eucaristía de clausura a cargo del Nuncio Apostólico Monseñor Ettore Balestrero.


Redacción: Verónica Palacio