China vs India: las imágenes satelitales que revelan posibles infraestructuras de Pekín en la disputada frontera

Foto: Imagen satelital de la construcción junto al río Galwan.

China parece avanzar en la disputada frontera con India.

Nuevas imágenes satelitales sugieren que las autoridades chinas están construyendo infraestructuras en la zona del Himalaya donde se produjo este mes el peor incidente fronterizo entre soldados chinos e indios en 45 años.

El enfrentamiento se produjo en el valle de Galwan, en la frontera de facto entre ambos países, y dejó al menos 20 soldados indios muertos, según Nueva Delhi.

El gobierno indio también asegura que hubo bajas chinas, pero Pekín no lo ha confirmado.

La nueva escalada de tensiones entre las dos potencias nucleares ha provocado alarma en la comunidad internacional, pues pese a sus continuos roces en la zona no se había registrado ninguna víctima mortal en más de cuatro décadas.

Desde el último incidente, las dos naciones han tratado de calmar públicamente las tensiones y han mantenido conversaciones a alto nivel.

El pasado miércoles, el ministro de Asuntos Exteriores de India, Subrahmanyam Jaishankar, y el canciller de China, Wang Yi, reafirmaron que ambas partes “deben implementar sinceramente el acuerdo de retirada y desescalada alcanzado por los altos mandos militares el 6 de junio».

Qué muestran las imágenes

En las fotografías, fechadas el 22 de junio y propiedad de la compañía de tecnología espacial Maxar, son visibles búnqueres, tiendas de campaña y equipos de almacenamiento.

Las estructuras que parecen haber sido construidas por China con vistas al río Galwan no eran visibles en fotografías aéreas a principios de junio, informó la agencia Reuters.

Ni India ni China han hablado sobre el asunto.

«Hay un gran campamento chino en el valle de Galwan, 1,5 km dentro del lado indio de la Línea de Control Actual (LAC)», la frontera de facto entre ambos países, destacó el prominente analista de asuntos de Defensa de India Ajai Shukla en Twitter.

Los medios locales también citaron fuentes del Ejército indio que dicen que estas nuevas infraestructuras chinas parecían haber sido construidas entre el día del enfrentamiento y las conversaciones entre ambas fuerzas militares previas a ese incidente.

Las imágenes satelitales de mayo no muestran estructuras en el área en disputa cerca de donde tuvieron lugar los enfrentamientos.

El ex diplomático indio P. Stobdan dijo a la BBC que este tipo de construcciones son «preocupantes».

«El gobierno [indio] no ha publicado ninguna foto ni ha hecho declaraciones, por lo que es difícil evaluar [la situación]. Pero las imágenes publicadas por empresas privadas muestran que los chinos han construido infraestructura y no se han retirado», dijo.

La situación en la región se considera todavía como «muy tensa».

¿Qué pasó en el valle de Galwan?

Las autoridades de cada país culpan al otro de lo ocurrido.

Según los reportes de la prensa, los soldados de ambos Ejércitos se enfrentaron en una zona montañosa, a una altura de casi 4.300 metros, sin armas de fuego en base a un acuerdo de 1996 para prevenir una escalada de la violencia.

Al parecer, algunos soldados indios cayeron por un desfiladero hasta el río Galwan, con temperaturas bajo cero, según informaron medios de comunicación.

De acuerdo a las autoridades indias, al menos 76 soldados de ese país resultaron heridos, además de los 20 muertos.

China no ha publicado ninguna información sobre víctimas de su país. El diario oficialista Global Times publicó una semana después que hubo «más de 70 heridos».

Tensión en la frontera

China e India comparten una frontera de unos 3.500 kilómetros, denominada la Línea de Control Actual (LAC, por sus siglas en inglés).

La LAC se considera la frontera de facto entre territorio controlado por China y por India a falta de un acuerdo sobre una frontera real.

Esta demarcación se basa en la línea de alto el fuego acordada informalmente tras la breve pero cruenta guerra que enfrentó a ambos países en 1962.

Se trata de una línea de demarcación muy ambigua, pues atraviesa algunas de las zonas más inaccesibles del mundo, a gran altitud y en su mayoría inhabitadas, entre ríos, picos nevados o lagos que complican su definición.

Hay mucha confusión en torno a esta línea, que ha permitido mantener una relativa paz en la zona todos estos años, pese a los constantes encontronazos entre tropas chinas e indias en diversos puntos de esa frontera de facto.

Las tensiones en la zona se fueron acrecentando en las últimas semanas pese al compromiso por el diálogo manifestado por ambos tras la escaramuza de mayo.

Entonces, decenas de soldados chinos e indios se enfrentaron físicamente en un punto de la frontera del estado noreste de Sikkim.

Hay varias razones que explican por qué las tensiones están volviendo a elevarse ahora, pero sin duda los objetivos estratégicos de ambos son la raíz del problema. Y en este punto vuelve a haber acusaciones cruzadas.

Ambos países han reforzado sus reclamos mediante la construcción de infraestructuras, y tanto China como India ven los proyectos del otro como calculadas acciones para conseguir una ventaja táctica en esta remota zona del mundo.


Tomado del portal BBC Mundo