Colombianos que regresaron de Wuhan dieron negativo para coronavirus

Foto: César Melgarejo. EL TIEMPO

Los repatriados y el personal que los trajo de China no presentan síntomas, confirmó el INS.

El Ministerio de Salud confirmó este sábado que los 35 colombianos que regresaron el pasado jueves de Wuhan, incluidos los 13 colombianos que vivían en esta ciudad china donde comenzó el brote de coronavirus, así como los equipos de Fuerza Aérea, sanitarios y de Cancillería que tuvo parte en el operativo y los tres mexicanos que fueron traídos, están libres de COVID-19, la enfermedad que causa.

Las muestras tomadas a cada uno de ellos a su llegada a Bogotá fueron llevadas al Instituto Nacional de Salud (INS), donde se sometieron a las pruebas de rigor y se descartó cualquier rastro de la enfermedad.

Cabe recordar que desde enero el INS recibió el aval de centros de referencia internacionales para realizar en el país las pruebas específicas que confirman o descartan la presencia del coronavirus.

Se espera que en el día 8 y el 14 de la cuarentena que comenzaron este viernes se les practiquen nuevas pruebas. En todo caso, durante el aislamiento que tiene lugar en la villa deportiva del Centro de Alto Rendimiento en Bogotá son sujetos de controles diarios y análisis de temperatura aleatorios.

Detalles de la cuarentena

En la madrugada del viernes, pocas horas después de haber comenzado una cuarentena que se extiende por 14 días, el grupo de colombianos que regresó de Wuhan y se aisló en la villa deportiva del Centro de Alto Rendimiento vivió un incidente inesperado. En la madrugada explotó un tubo de agua caliente
entre el segundo y el tercer piso. Pese a la conmoción se activó un plan de contingencia, y no se alteraron los protocolos de aislamiento.

Este diario conoció que ayer viernes, a cada una de las 35 personas en cuarentena se le tomaron muestras para detectar la presencia del virus; estas se analizan en
el Instituto Nacional de Salud. Fuentes confirmaron que los repatriados no pueden interactuar entre sí, pero pueden caminar fuera de su habitación una vez al día pero en horarios distintos, para que no se encuentren.

Los tres platos de comida se les suministran una sola vez al día por personal entrenado y protegido. Las habitaciones cuentan con televisión, internet y teléfono, y no hay restricción para comunicarse con el exterior.


Tomado del portal del diario EL TIEMPO