Niños estuvieron comiendo carne de burro en el PAE durante un año

Foto: EL TIEMPO

Mucha de la carne provenía de animales enfermos o hallados muertos, luego les inyectaban químicos.

Los menores que se benefician del Plan de Alimentación Escolar (PAE) en Bucaramanga y municipios de Santander recibieron —durante un año— carne de burro y caballo en sus raciones alimenticias.

(Lea también: El relato de la policía encubierta que venció a peligroso sicario)

Así lo puso en evidencia la Fiscalía General de la Nación tras una investigación que dejó la captura de Fernando Trujillo Gómez, alias el Padrino o el Gemelo, un comerciante de la región.

Trujillo Gómez, en asocio con otras personas, «compraba caballos y burros, muchos de ellos enfermos o muertos, en la Costa atlántica. Al parecer, con guías de movilización falsas trasladaba los animales hasta Bucaramanga y allí los sacrificaba. La carne era tratada con químicos para alterar la contextura, intentar hacerla más blanda y darle un color rojizo», indicaron desde la Fiscalía.

Posteriormente, la carne era empacada al vacío y sellada con insignias de empresas dedicadas a la comercialización de carne de res.

(Siga leyendo: Una madre fingió su secuestro para extorsionar a sus cinco hijos)

Semanalmente, se comercializaban entre 2.000 y 2.500 kilogramos de carne a los operadores del PAE en Bucaramanga y Santander. El hecho se habría efectuado entre mayo de 2018 y septiembre de 2019, y le representó ingresos superiores a los 500 millones de pesos.

Una fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos imputó a Fernando Trujillo Gómez los delitos de corrupción de alimentos en concurso homogéneo y simultáneo en 18 oportunidades, fraude procesal y falsedad en documento privado.

(Le recomendamos leer: Hallan sin vida a hijos de taxista que arrolló a una mujer y a su bebé)

La Fiscalía presentó como evidencias las comunicaciones entre el procesado y sus presuntos cómplices, en las que «pedía inyectar la carne con más químico porque quedaba muy dura y en los colegios no la podían cocinar»; así como mensajes en los que coordinaba la evasión de los controles fitosanitarios para movilizar caballos y burros, entre otras actividades ilegales.

Un juez de control de garantías impuso a Trujillo Gómez medida de aseguramiento en centro carcelario.

‘Es un abuso inaceptable’: Mineducación

Tras conocerse las irregularidades en el Programa de Alimentación Escolar en el departamento de Santander, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, rechazó los hechos y pidió a las autoridades tomar las medidas judiciales a las que haya lugar.
“Son inaceptables estos abusos en el PAE por su impacto contra la salud de niños, niñas y adolescentes. Celebramos la investigación de la Fiscalía y la Policía. Esperamos que caiga todo el peso de la ley y las sanciones del caso”, mencionó la ministra Angulo.

De igual manera, la jefa de cartera señaló que, ante los constantes escándalos relacionados con el programa, se trabaja junto con organismos de control en la creación de un nuevo proyecto de ley que permita hacer un mejor seguimiento a la ejecución de los PAE.

“Vamos a seguir redoblando esfuerzos con secretarías de Educación y de Salud. Pero vamos a ir más allá con Fiscalía, Contraloría y Procuraduría en proyectos normativos que esperamos presentar en el Congreso, con la inclusión de artículos que hagan más fuertes las sanciones y fortalezcan toda la cadena de producción porque en toda ella debemos garantizar que los recursos se ejecuten de forma transparente y con calidad”, dijo la funcionaria.

Finalmente, Angulo destacó que el Gobierno ya adelanta acciones de vigilancia y control para contrarrestar estos problemas por medio de la Unidad Administrativa Especial de Alimentación Escolar.

BUCARAMANGA


Tomado del portal del diario EL TIEMPO