Con el aguacero de este domingo se podría dar el inicio de la primera temporada de lluvias del 2019

Foto: Suministrada

Con ocasión al evento lluvioso presentado la noche de ayer 10-03-2019, en donde la ciudad de Ibagué se vio afectada por un fuerte aguacero acompañado de vientos de gran magnitud, los cuales hicieron que se presentaran caída de árboles y voladura de cubiertas; la Corporación Autónoma Regional del Tolima CORTOLIMA, se permite informar a la comunidad en general que el aguacero caído corresponde a una tormenta de tipo súbito, el cual tuvo una duración de dos horas, (07:00 pm – 09:00 pm) con una magnitud de 67 milímetros.

Por otro lado, es importante mencionar que esta cantidad de agua fue medida en la estación meteorológica ubicada en la parte alta del edificio de CORTOLIMA y su valor fue validado con los registrados por la estación Cruz Roja de propiedad del IDEAM. Así mismo,  se informa que la estación Interlaken, también de propiedad del IDEAM y ubicada en el sector del Jardín Botánico, registró una altura de agua caída de 73 milímetros; es de resaltar que la distribución de la lluvia caída en la ciudad no es la misma, lo cual hace que en algunos sectores de la capital tolimense los valores de lluvia cambien y por consiguiente las afectaciones no sean las misma, percibiéndose con ello que el evento registrado no se sienta de la misma manera a lo largo de toda la ciudad.

La cantidad de agua caída corresponde a un volumen de 67 y 73 litros almacenados en un área de un metro cuadrado. Esta cantidad de agua caída en tan corto tiempo, hizo que el sistema de recolección y evacuación de agua lluvia como los drenajes urbanos de la ciudad colapsaran de manera inmediata, ya que los mismos en algunas zonas no poseen la capacidad hidráulica para captar y transportar esta cantidad de agua caída de manera tal que no se generen inundaciones.

Según la secretaria de Ambiente y Gestión del Riesgo del municipio de Ibagué, informó algunos medios de comunicación que los barrios que sufrieron mayores afectaciones fueron: Las Brisas, Kennedy, Murillo Toro, Ricaurte, El Claret, Santofimio, Baltazar, Las Ferias, Avenida Pedro Tafur, Picaleña, Boquerón, Versalles, Belencito, Progasur, José Celestino Mutis, Santander y el sector del estadio.

Además de lo anterior, el sistema de medición hidrométrico de propiedad de CORTOLIMA, ubicado en los Ríos Combeima y Coello, registraron la creciente de sus cauces en un periodo de 5 horas, registrándose unos picos altos de nivel de 3.23 metros de altura de agua en la estación Combeima para un caudal de 37.23 m3/s y la estación Coello registró un nivel de 3.15 metros de altura de agua para un caudal de 53.45 m3/s (ver imagen 2), este último valor de caudal, muestra como a la misma hora que se registró el evento en la ciudad de Ibagué, se estaban presentando lluvias de menor magnitud sobre la parte alta y media de la cuenca del Rio Coello, tal como fue registrado por las estaciones ubicadas en el municipio de Cajamarca de propiedad del INVIAS y administrada por la Corporación.

Con los registros mostrados anteriormente en la imagen 2, se puede evidenciar que la cuenca del Rio Combeima, en lo que respecta al área urbana del municipio de Ibagué, responde de manera inmediata, toda vez que de acuerdo al hidrograma de flujo mostrado, el aumento de nivel se dio de manera súbita, ya que el mismo comenzó a mostrar un incremento a las 7:10 pm, 10 minutos después de iniciado el evento de lluvia; con lo anterior se puede demostrar que la respuesta unitaria de la cuenca del Rio Combeima en lo que respecta al área urbana del municipio es inmediata, esto en razón a que las grandes zonas impermeabilizadas al interior de la ciudad hacen que la cuenca responda de manera brusca a cualquier cantidad de agua lluvia caída; lo anterior partiendo del concepto hidrológico que dice que una cuenca impermeabilizada hace que la cantidad de lluvia caída sea la misma cantidad de agua escurrida, debido a que no se presentan procesos de infiltración los cuales podrían reducir las crecientes como las registradas el día de ayer.

Con el comportamiento del clima en los últimos días, se puede asumir que:

  1. Las lluvias registradas en los últimos días del mes de febrero, como la registrada el día de ayer pueden ser tomadas como el inicio de la primera temporada lluviosa del presente año.
  2. El comportamiento del clima en los últimos días, el cual evidencio días nublados espacialmente en la noche y parte del día, hace pensar que el fenómeno niño está completamente debilitado para esta zona del país y su influencia no estará acentuada en la variabilidad climática de la región.
  3. La recuperación en los niveles de los Ríos Combeima, Coello, Sumapaz, Venadillo y Cócora, en los últimos días, muestran que las partes altas de estas cuencas están pasando por un periodo lluvioso bastante fuerte.

Medidas preventivas

Se les reitera el llamado a las autoridades municipales y a los Comités locales y departamental de atención y prevención de desastres a que estén alertas e implementen los planes de contingencia por impacto de lluvias (deslizamiento, inundaciones, vientos fuertes) en cada una de las localidades.

Estar atento a la información proveniente de IDEAM, UNGRD, Consejos Departamentales y Municipales de Gestión de Riesgo y entidades operativas.

Monitorear en su comunidad, si tiene un riachuelo o canal cercano, verifique el cambio de nivel y notifíquelo; si vive en zona de ladera verifique cualquier cambio en el terreno y de aviso.

Reportar cualquier novedad al número único de Emergencias 123.

Motivar a sus vecinos a desarrollar Planes de Emergencia, donde establezcan quien será el responsable de informar a la comunidad y dirigir las actividades.

Estimular la consolidación de planes familiares de emergencia de manera que se conozca por todos los integrantes de la familia y que les permitan actuar de manera rápida en cualquier situación. Tenga a mano un maletín familiar de emergencia.

Realizar campañas de limpieza de canales o ríos que crucen por la comunidad y en las viviendas verifique el estado de las canaletas, realice la limpieza requerida, recolección de residuos sólidos y reforzamiento en techos, de manera que puedan soportar las lluvias y vientos fuertes.

Realizar mantenimiento preventivo de acueductos veredales y los sistemas de recolección de aguas Lluvias y/o alcantarillados.

Verificar el estado de la infraestructura de su comunidad, de manera que pueda servir de apoyo en algún momento.

Establecer mecanismos comunitarios de soporte de agua potable y vigile el estado y la limpieza de tanques de almacenamiento, de manera que no se genere un riesgo mayor para la salud.

Informar a las autoridades señales de peligro o cambios importantes que permitan la emisión de alertas oportunas.

Verificar el estado de la infraestructura comunitaria que pueda servir de apoyo en algún momento.


Tomado del servicio de prensa de Cortolima

COMPARTIR