Con el Marco Fiscal de Mediano Plazo, el Gobierno espera que la economía crezca 4%

Foto: La República

El Gobierno calcula que en este año el Brent se cotizará a US$65,5, la tasa de cambio estaría en $3.171 y el PIB crecería 3,6%

Por: Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

La República

El Gobierno Nacional, en cabeza del Ministerio de Hacienda, tiene lista la fórmula para que la economía crezca a tasas de 4% con una estrategia contenida en el Marco Fiscal de Mediano Plazo que se presentó ayer con las proyecciones y objetivos de política macroeconómica para los próximos 10 años, y que deberá radicarse en el Congreso antes de que termine esta semana.

La apuesta central es el crecimiento económico, que este año lograría un alza de 3,6%, pese al rendimiento que mostró la economía en el primer trimestre. En las cuentas del Marco, se espera que el petróleo Brent se cotice a US$65,5 por barril este año y aumente a US$67,5 en 2020. Además, en 2019 el dólar estaría a $3.171, mientras que un año después llegaría a $3.129. La inflación, por su parte, se ubicaría este y el próximo año en 3,2%, dentro del rango de Banco de la República.

Para el crecimiento de la economía serán claves los efectos que tendrá la Ley de Financiamiento. “La reducción que experimentarán a partir de este año las empresas en el costo de invertir, gracias a la Ley de Financiamiento, representará un importante impulso a la inversión, la generación de empleo y con el cual la economía podrá crecer a mayores tasas de forma sostenida”, aseguró el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Y es que según el Marco, el PIB aumentaría 4% el próximo año; 4,2% en 2021 y 4,4% en 2022. Este sería el crecimiento más alto hasta 2030, según las proyecciones del Ministerio, que consideran que la variación de la economía estaría cerca al 4%. Sin la puesta en marcha de la Ley, según el Gobierno, este año la economía solo hubiera crecido 2,8% y su variación más alta sería de 4,1% hasta 2030.

Para los funcionarios del Ministerio, gracias a esta reforma habrá un efecto adicional sobre la inversión de 3,4 puntos porcentuales por año. Los cálculos para este año son que este rubro crezca 3,4% y llegue a subir 5,4% en 2020, gracias a que algunas de las medidas que contiene la Ley entrarán a regir ese año.

Carrasquilla agregó que no va a haber ninguna afectación en la tasa de tributación ni una reforma que cambie las reglas de juego tributario, pese a que sí habrá un “esfuerzo grande por formalizar las empresas y a los ciudadanos”. El viceministro técnico Luis Alberto Rodríguez explicó que esta hoja de ruta tendrá en cuenta cuatro puntos: una apuesta por el crecimiento económico; considerar que el panorama fiscal está despejado; el Gobierno mejorará la eficiencia y la focalización del gasto; y los beneficios ya mencionados que traerá la Ley de Financiamiento, la factura electrónica y el fortalecimiento de la Dian.
metas fiscales y ajuste del gasto

Y es que la estrategia de ajuste del gasto público pretende generar ahorros entre 2019 y 2030 por cerca de 3,5% del PIB. En concreto, la focalización del gasto permitirá un ahorro de 1,5% del PIB; la modernización y eficiencia de la administración pública dejaría un ahorro de 0,7% del PIB y la sustitución de pasivos de alto costo ahorraría 1,1% del PIB.

Las proyecciones indican que el gasto total del Gobierno Nacional Central equivaldría a 19% del PIB en 2019 y se irá reduciendo hasta llegar a 16,7% del PIB en 2030. El plan financiero, además, se plantea una meta de déficit fiscal de 2,4% y 2,2% del PIB para 2019 y 2020, respectivamente. “Entre 2018 y 2019, el Gobierno realizará el ajuste más grande en el déficit fiscal desde que existe la Regla Fiscal, de 0,7 puntos del PIB. El resultado proyectado para 2019 es consistente con un superávit primario de 0,6% del PIB, el primero desde 2012 y el más alto desde 2008”, explicó Carrasquilla.

El Marco también recuerda el recaudo adicional que se generará por la factura electrónica, que se espera disminuya la evasión de impuestos de 30% a 23% y que los ingresos tributarios adicionales gracias a esta estrategia sean 1,3% del PIB a partir de 2023.

Venta de activos
En la estrategia del Ministerio también se contempla la venta de activos del Estado. Según Carrasquilla, la idea es vender empresas que representen entre $15 y $20 billones en los próximos años, de los que se podrían obtener $6,3 billones en 2019. No obstante, el ministro dijo que “no hay afán” en realizar estas enajenaciones. Vale la pena recordar que el Estado tiene participación en 105 empresas, que en conjunto suman $170 billones y cuya propiedad está siendo revisada.

El Gobierno disminuirá la emisión de TES este año 
En el Marco, el Gobierno también redujo la emisión de títulos de deuda pública (TES) en este año a $35,3 billones de $40,4 billones. Además, el monto de colocación por subasta también se redujo de $27 billones a $21 billones. Sobre el límite anual de autorizaciones para comprometer vigencias futuras de proyectos APP, se mantienen en 0,35% del PIB anual para 2019 y de 0,4% del PIB en cada año entre 2020 y 2050.


Tomado del diario La República