Con un caso confirmado en Brasil, el coronavirus llegó a Latinoamérica

Foto: Efe

El contagiado es un hombre de 61 años que estuvo en Lombardía (Italia).

El primer caso del nuevo coronavirus en América Latina fue diagnosticado en São Paulo, confirmó este miércoles el Gobierno de Brasil, país en plenas festividades de la semana de carnaval.

El paciente, un brasileño de 61 años, había regresado el 21 de febrero de la región de Lombardía, norte de Italia, donde se ha registrado la mayoría de los casos de infección en este país europeo, indicó el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta.

El diagnóstico inicial “fue confirmado”, dijo Mandetta, quien detalló que el individuo no presentaba “ningún síntoma ni cuadro febril” al llegar a Brasil el viernes pasado, pero que el lunes se dirigió a una unidad médica, a causa de malestares.

El paciente “se encuentra bien” y en aislamiento domiciliario, señaló el ministerio. Además del hombre de 61 años, otros 20 pacientes están en observación en Brasil, un país de 210 millones de habitantes.

El Gobierno instó a la población a “evitar aglomeraciones innecesarias”, pero descartó medidas de aislamiento. “No existen fronteras, es otra gripe que la humanidad tendrá que enfrentar”, dijo el ministro, quien destacó que la tasa de mortalidad es inferior a 3 por ciento de los casos confirmados.

Aunque los grandes desfiles de carnaval en Río de Janeiro terminaron el martes, las murgas seguirán activas hasta el domingo en Río, São Paulo –capital económica de América Latina, de 12,2 millones de habitantes– y varias ciudades del noreste del país. Con el primer caso confirmado en Brasil, la Bolsa de São Paulo se derrumbaba casi un 7 por ciento este miércoles en la tarde, en su primera sesión después de dos días festivos de carnaval.

El real, por su lado, tocó un mínimo histórico frente al dólar, que se cotizaba a 4,421 reales, frente a 4,394 al cierre de los mercados el viernes. Además, la epidemia empezó a afectar la industria de productos electrónicos, altamente dependiente de la compra de insumos del país asiático.

Un 4 por ciento de esas empresas se han visto obligadas a paralizar parcialmente sus actividades, y otro 15 por ciento proyecta hacerlo próximamente, según la Asociación Brasileña de las Industrias Eléctrica y Electrónica (Abinee).

Asimismo, el Instituto Brasileño de Economía, de la Fundación Getulio Vargas, aseguró que las exportaciones brasileñas a China pueden menguar entre 10 y 15 por ciento debido al virus y a la tregua comercial entre China y EE. UU.

La región, por su parte, acogió con aparente calma la llegada del virus a sus puertas. “(…) Si en Brasil se expande el virus, tendremos que cambiar nuestras medidas actuales, pero por ahora no hay cambios por un caso. Mantenemos nuestros protocolos”, dijo en Buenos Aires el ministro argentino de Salud, Ginés González García.

En Chile, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, anunció un refuerzo de los controles sanitarios en fronteras y aeropuertos.

Goteo de casos

Aunque la inquietud crece ante el goteo de contagios en el mundo con foco en Italia y hacia varios países, la progresión de decesos en Irán, y los más de 1.200 infectados en Corea del Sur, en China las cifras han mejorado.

Este miércoles murieron 52 personas, frente a las 71 del martes, la cifra más baja en tres semanas. Además, el número de contagios disminuyó: 411 nuevos casos frente a los 508 del martes. En total, el nuevo coronavirus ha dejado más de 2.700 personas en China y ha contaminado a otras 78.000.

Pero la epidemia se expande por el resto del mundo. La enfermedad afecta ya más de 40 países, donde ha provocado unos 50 muertos y 2.800 casos confirmados de contagio. Nueve países registraron sus primeros contagios este miércoles, y todos están vinculados con Italia o Irán: Suiza, Austria, Croacia, Grecia, Macedonia del Norte y Argelia, además del ya citado caso en Brasil. Provenientes de Irán, aparecieron dos casos en Pakistán y uno en Georgia.

En ese contexto, el presidente de EE. UU., Donald Trump, dijo que el riesgo del nuevo coronavirus para su país “es muy bajo”, pero el secretario de Salud, Alex Azar, advirtió que si bien el avance del nuevo coronavirus en el país permanece contenido por el momento, la situación podría escalar y “cambiar rápidamente”. Trump designó al vicepresidente Mike Pence para enfrentar ese asunto.

En otros lugares del mundo siguen creciendo las medidas para controlar el virus, como el dosier con información y consejos que está entregando la ONU en su sede de Nueva York y la decisión de Arabia Saudí de suspender de forma temporal el ingreso de peregrinos con dirección a La Meca.


Tomado del diario EL TIEMPO / Agencia AFP