Fotografía de Vatican Media

El Papa Francisco al terminar el rezo del Ángelus del domingo 16 de Septiembre en la plaza de San Pedro, realizó un breve balance sobre el viaje que hizó a las diócesis Italianas de Piazza Armenia y Palermo el día anterior

Durante su intervención recordó con sus palabras al Beato Sacerdote Giuseppe “Pino” Puglisi, quien fue asesinado por la mafia siciliana hace 25 años. Tambien agradeció a las autoridades eclesiales y civiles locales, y a todas las personas que contribuyeron al éxito del viaje.

Diciendo “Que el ejemplo y el testimonio de Don Puglisi continúen iluminándonos a todos nosotros y nos confirme que el bien es más fuerte que el mal, el amor más fuerte que el odio”. Pues, él sacerdote Giuseppe “Pino” Puglisi fue asesinado en 1993, al frente  a su parroquia de Palermo, por la mafia siciliana, a la que se enfrentó con gran valor.

Es importante saber que él Padre Puglisi, fue un férreo, que defendía a los niños de Palermo, quienes eran  usados por la mafia siciliana para distribuir heroína y otras drogas. Y resalto la misión de Don “Pino”, porque organizó un hogar para salvar a cientos de niños del barrio Brancaccio de Palermo, donde él mismo nació.

Era tanto su compromiso con los menores, que obstaculizó los planes de la mafia. Por esa razón fue asesinado por sicarios el 15 de septiembre de 1993. Precisamente un día en el que estaba cumpliendo 56 años.

Refiriéndose a ese hecho el Santo Padre expresó en la Misa celebrada el sábado 15 de septiembre en Palermo un rechazo frontal a la mafia siciliana y condenó sus prácticas “No se puede creer en Dios y ser mafioso”.


Redacción: Paz Estéreo 

COMPARTIR