El PIB mundial caerá de 2,9% a 2,6% este año según el Banco Mundial

Foto: La República

También se redujo proyección para Latinoamérica en 0,4 puntos porcentuales, pero para Colombia se subió de 3,3% (proyección en enero) a 3,5%, el quinto mejor en la región

Por: Nicolás Mayorga Patarroyo

La República

La economía global no pasa por un buen momento y no parece que mejorará, ante el encrudecimiento de las tensiones arancelarias entre China y Estados Unidos. Este escenario sigue aumentando el clima de incertidumbre comercial, que dificulta un crecimiento económico mundial y reduce las inversiones extranjeras.

Este frenazo económico se viene advirtiendo desde mayo cuando la Organización Mundial del Comercio redujo su proyección de crecimiento global de 3% a 2,6% y cuando la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) disminuyó su pronóstico de 3,3% a 3,2%.

Banco Mundial / Gráfico LR

A estas proyecciones negativas ahora se suma la del Banco Mundial que, en su más reciente informe publicado ayer, redujo la variación del PIB mundial en 0,3 puntos porcentuales para 2019 (pasando de 2,9% a 2,6%) y 0,1 puntos porcentuales para 2020 (de 2,8% a 2,7%).

Según el informe, la reducción del pronóstico obedece principalmente a las barreras comerciales internacionales (impuestas principalmente por EE.UU.), a las nuevas tensiones financieras y a la desaceleración más pronunciada de lo esperado en las principales economías.

A pesar de este panorama global, el Banco Mundial predice un buen escenario para la economía colombiana, pues tendrá un aumento superior a la media latinoamericana y mundial. En este sentido, sostuvo que Colombia crecerá 3,5% para 2019 y 3,7% para 2020, mientras que la región subirá 1,7% y 2,5%, respectivamente.

Con esto, el país, que tuvo un aumento de 0,2 puntos porcentuales en la proyección frente a lo pronosticado en enero, será la quinta nación con el mejor desempeño económico en la región durante este año. La proyección del Banco Mundial es igual a la que había expresado el FMI en enero y abril.

Las cifras se deben a que la organización considera que en Colombia hay una “sólida expansión económica” y que se traduce en un aumento de la inversión extranjera en el país.

Para Óscar Eduardo Medina, profesor de la Universidad Eafit, las razones de la positiva proyección del BM obedecen a que en el transcurso del año el precio del petróleo ha estado por encima de lo que esperaba el Gobierno, a que la Dian ha recaudado más dinero de lo que tenía presupuestado y al aumento en el gasto por parte de las alcaldías, “que van a ‘quemar los cartuchos’ en lo que queda del año para cerrar por lo alto las administraciones”.

“La proyección parece optimista, porque a principios del año los economistas nacionales decían que el crecimiento iba a estar entre 3% y 3,2%. Esa cifra está en evaluación, dado el crecimiento menor que se dio en el primer trimestre, pues fue de 2,8%, según lo dio a conocer el Dane”, dijo Carlos Sepúlveda, decano de la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario.

Con relación a la quinta casilla que ocupa Colombia en la proyección para este año, Sepúlveda indicó que siempre que se compara al país con los demás de la región, le va bien, debido a que históricamente ha habido una estabilidad macroeconómica.

Lupa a América latina y el Caribe

El Banco Mundial sostiene que el crecimiento regional de 2,5% para 2020 es impulsado por las inversiones fijas tras un extenso período de decaimiento. En los próximos dos años, las exportaciones netas se reducirán, caerá débilmente la demanda externa, se fortalecerá la demanda de importaciones y los precios de los productos básicos se mantendrán estables, lo que permitirá un crecimiento más firme para la región.

El país de la región que presentó la mayor reducción en la proyección entre enero y junio fue Nicaragua, ya que pasó de una contracción de -0,5% a comienzo de año a -5% en junio. El BM considera que la crisis política por la que atraviesa ha limitado las inversiones y ha hecho decrecer el consumo.

Otro de los países al que el BM más bajó su proyección fue Brasil, pues pasó de 2,2% en enero a 1,5% en junio, pues sus indicadores de actividad han registrado avances muy lentos y a la desaceleración económica en China, que representa la mayor cantidad de importaciones.

Argentina fue el país que tuvo un mayor incremento en su proyección entre enero y junio, debido a que creció 0,5 puntos porcentuales, pasando de -1,7% a -1,2%. “Se prevé que, en 2020, tras dos años de contracción, Argentina volverá a registrar un crecimiento positivo, a medida que disminuyan los efectos de las presiones del mercado financiero”, reza el informe.


Tomado del portal del diario La República

COMPARTIR