Erdogan rechaza cancelar compra de misiles rusos, pese a presiones de EE.UU.

Foto: AP /Zemnialichenko

La compra del sistema S-400 ha tensado las relaciones entre Turquía y EE.UU., que teme que la tecnología del armamento pueda ser usada para recabar datos tecnológicos sobre aviones de la OTAN y Rusia pueda tener acceso.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, subrayó este viernes (05.04.2019) que su país sigue pagando a Rusia la compra de un sistema de misiles S-400 de defensa antiaérea y rechazó como «muy erróneo» el argumento esgrimido por Estados Unidos para que Ankara dé marcha atrás a la adquisición del armamento.

Erdogan recordó que el acuerdo de compra con Rusia ya se ha cerrado, y confirmó que el próximo lunes se reunirá en Moscú con su homólogo ruso, Vladímir Putin, con quien abordará, entre otros asuntos, el tema del suministro del armamento encargado.

«Los S-400 ocuparán un lugar importante en nuestras conversaciones. Los argumentos de los Estados Unidos son muy erróneos. Terminamos el proceso de los S-400 y nuestros pagos continúan», declaró el mandatario turco a la prensa en Ankara.

Adquisición del S-400 complica relaciones Turquía-EE.UU, ambos miembros de la OTAN

La compra del citado armamento a Moscú por 2.500 millones de dólares ha tensado las relaciones entre Turquía y Estados Unidos, algo que quedó de manifiesto el jueves pasado en Washington en una conferencia en la que participó el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y el ministro turco de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu.

En esa ocasión, Pence urgió a Turquía a elegir entre la OTAN o la «imprudente» decisión de continuar con la adquisición del armamento, frente a lo cual Çavusoglu dijo que «nadie» forzará a su país a escoger.

«Turquía no tiene que elegir entre Rusia y otros aliados. No vemos la relación con Rusia como una alternativa a otras. Nadie, ni Occidente ni Rusia debería pedirnos elegir», aseveró el jefe de la diplomacia turca.

Pero Pence insistió: «Turquía debe elegir: ¿quiere seguir siendo un socio importante en la alianza militar más exitosa de la historia o quiere arriesgar la seguridad de esa asociación al tomar decisiones tan imprudentes que socavan nuestra alianza?», dijo.

Como medida de presión, Estados Unidos instó el lunes a Turquía a escoger entre el sistema de defensa ruso y los aviones caza estadounidenses F-35, que Turquía quiere comprar, y suspendió la entrega de equipamientos vinculados a esos aviones.

EE.UU. teme que Rusia acceda a tecnología de aviones de la OTAN

Estados Unidos teme que la tecnología que tienen las baterías S-400 pueda ser utilizada para recolectar datos tecnológicos sobre los aviones militares de la OTAN y que Rusia pueda acceder a ellas.

Washington propuso a Ankara misiles estadounidenses Patriot como alternativa al sistema ruso. Estados Unidos también sostiene que el dispositivo de defensa ruso no es compatible con los equipamientos de la OTAN.

Pero «desgraciadamente», dijo Erdogan, «Estados Unidos no nos vende los Patriot en las mismas condiciones que Rusia». Las baterías S-400 son un sistema de defensa antimisiles y antiaéreo similar al sistema Patriot.

Erdogan había señalado que Turquía quería una producción conjunta, créditos y entregas rápidas en el marco de cualquier contrato sobre los Patriot, pero Estados Unidos consideró de forma desfavorable esas exigencias.

rrr (efe/afp)


Tomado del portal de la DW

COMPARTIR