“Estar poseídos es tener acaparado el corazón de egoísmo, odios, venganzas”: Mons. Urbina

Foto: CEC

Iluminados por el Evangelio de san Marcos, que narra la expulsión de los demonios de un hombre poseído, monseñor Oscar Urbina Ortega, arzobispo de Villavicencio y Presidente de la Conferencia Episcopal, dijo, durante su homilía, que es importante que el hombre de hoy «expulse del corazón humano lo que pretende someterlo, poseerlo y esclavizarlo».

Por: Diana Álvarez

CEC

«Hoy estar poseídos es tener acaparado el corazón de los egoísmos, los odios, las venganzas, la codicia que lleva a la explotación a toda costa de los recursos de la naturaleza para el disfrute de unos pocos, hiriendo a los más pobres y a la misma naturaleza», afirmó.

En su reflexión, al inicio de la CIX Asamblea Plenaria, el prelado enumeró algunas de las alineaciones que marcan hoy al mundo: «la codicia, que alimenta la corrupción en tantos espacios de la vida personal, social y político; el narcotráfico, que ha invadido hasta los espacios sagrados de la vía familiar (…); el fanatismo religioso e ideológico y el político, que solo piensa en el poder, renunciando a mirar el bien común y la centralidad de la persona humana», al respecto dijo que hoy la persona se esconde detrás de máscaras que le impiden mostrar su auténtico rostro.

El arzobispo sostuvo que ante la avalancha de mensajes y acciones que mueven al mundo, el hombre se ha vuelto incapaz de discernir y sintetizar lo que realmente tiene sentido para su vida. «Terminamos dominados por diversos impulsos, muchas veces contradictorios, que se convierten en auténticas esquizofrenias en los comportamientos vividos hoy en los diversos ambientes y situaciones de nuestra vida».


Tomado del portal de la Conferencia Episcopal de Colombia