“Habrá un revolcón tecnológico en el sistema de la Dian con inversión de US$250 millones”

Foto: José Andrés Romero / Director de la Dian / La República

El Gobierno se endeudará con el BID para mejorar procesos en la dirección y se espera que, a partir de 2023, aumente en $30 billones anuales el recaudo

Por: Juan Sebastian Amaya

La República

A través de un crédito por US$250 millones (cerca de $1 billón) con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Gobierno efectuará un proyecto para modernizar tecnológicamente a la Dirección Nacional de Impuestos (Dian) y obtener $30 billones adicionales por año en recaudo a partir de 2023.

En entrevista con LR, el director de la entidad, José Andrés Romero, explicó que el préstamo se pedirá el próximo mes, la licitación con proveedoras de sistemas transaccionales se hará en noviembre y la nueva era digital de la Dian comenzará antes de terminar 2022.

¿Cómo nace el proyecto de modernización?
Fue creado por la Ley 1955, fue reglamentado por el Decreto 1949 y después salió el Conpes 3993. Esto es un ejercicio histórico en Colombia para la creación de una figura que se utiliza en los fondos de capital privado, pero traída al derecho público para garantizar la adecuada y ágil realización de un proyecto tan importante.

¿Qué hará el Fondo creado para este plan?
Se va a endeudar en US$250 millones y tendrá órganos de gobierno corporativo para asegurar que el plan que hemos trazado para la modernización se ejecute de manera adecuada.

¿Por qué usar esta figura?
Porque es un proyecto autosostenible. Si bien se va a invertir $1 billón, una vez termine la modernización, estimamos que el mayor recaudo podría ser de alrededor de $30 billones por año desde 2023. En un solo año se paga 30 veces la inversión.

¿Cuándo estará el préstamo?
El Ministerio de Hacienda entrará a negociar con el BID y el desembolso deberá estar listo en un mes. Nosotros ya hemos avanzado en la preparación de los prepliegos de los diferentes módulos tecnológicos y los tenemos listos, y para firma, el Decreto de reestructuración para preparar a las nuevas áreas.

¿Cuáles áreas?
Analítica y big data, y lo penal y de investigación criminal, que no existían. También el fortalecimiento de grandes contribuyentes, que aportan 65% del recaudo. Son 3.000 grandes contribuyentes de cinco millones que hay.

¿Cómo se hará?
La idea es hacer esas licitaciones muy rápido y esperamos que, una vez se den los contratos, esas plataformas deberían estar funcionando un año y medio después. En las grandes plataformas digitales vamos a invertir US$192 millones. Para ese dinero saldrán unas licitaciones y la idea es no inventarnos la rueda. Ya hay grandes compañías con experiencia en sistemas transaccionales tributarios y las estamos invitando.

¿Qué plataformas cambian?
Se viene un revolcón tecnológico. No vamos a modificar el Muisca, vamos a hacer una nueva plataforma transaccional tributaria, y un nuevo repositorio de datos, que hoy en día no tenemos y es para tener inteligencia artificial y poder hacer un perfilamiento de los contribuyentes. También va a funcionar algo que se llama multinube.

¿Para qué es?
Es decir, que no vamos a depender de una sola nube, sino que las aplicaciones y sistemas de la Dian van a poder funcionar en cualquiera de las nubes existentes para que la Dian pueda acceder a los mejores precios del mercado y que ese servicio de capacidad para manejar datos y transacciones sea ilimitado, quiere decir que nunca se caerá el sistema de la entidad.

¿Qué otros beneficios habrá?
Permitirá que los procesos de importación y exportación se hagan en horas o máximo un día, actualmente se demoran hasta 14 días. Incluso antes de que llegue la mercancía la gente podrá reportarla a la Dian y hacer el papeleo para que cuando llegue ya esté a disposición.

¿Cómo se finiquitan esos procesos?
Ante la junta administradora, la Dian debe presentar los avances de la ejecución y los proyectos que existen. La junta directiva aprobaría esas políticas de inversión. El equipo ejecutor, que son cinco o seis funcionarios, se encargan de que cada una de las cosas para que se hagan bien y se cumpla el cronograma. Y diferentes áreas misionales de la Dian hace los requerimientos funcionales y apoyan el desarrollo de los proyectos.

¿Cómo se componen el fondo y cuáles son sus miembros?
La junta de administración se compone de cuatro miembros: yo soy el secretario de la junta de administración, pero no tengo voto, y está el Ministro de Hacienda o su delegado, y dos delegados directos del presidente, que, por el Decreto 1200, son Víctor Manuel Muñoz, el consejero presidencial, y Silvio Augusto Ignacio Gaitán, director de Innpulsa.

Dentro del mismo fondo está el consorcio del patrimonio autónomo y tenemos que es la primera vez que se adjudica una figura de esta naturaleza para darle la gerencia del fondo a un consorcio.

Tuvimos un proceso competitivo para esa elección. Dentro de ese consorcio compuesto por Fiduprevisura y Fiduagraria; la vocería la va a tener Gloria Inés Cortés, nueva presidente de Fiduprevisora. Por otra parte, está el equipo ejecutor de la Dian, que es un grupo de expertos que se va a dedicar solamente a este proyecto. La gerente de ese equipo será Lilian Amparo Cubillos, que tiene 15 años de experiencia en el Ministerio TIC.

¿Cómo avanza la gestión de recaudo por evasión?
En 2019 recaudamos $20 billones más por gestión de lucha contra la evasión. Este año, por la pandemia, el recaudo se baja, pero la gestión de la Dian no y la meta es de $16 billones.

¿Habrá reforma tributaria?
Por la crisis necesitamos más ingresos, pero el Gobierno ha sido claro: no se va discutir una reforma tributaria este año y se revisará posteriormente. Hay $92 billones en beneficios tributarios y $50 billones imputables a evasión de IVA y renta, y contrabando, de ahí tenemos que sacar una parte.

Se podrá aumentar los ingresos sin necesidad de lo que siempre se ha hecho en las reformas, que es «aumentemos impuestos a quienes declaran renta o a las empresas formales, y eso no lo queremos hacer».


Tomado del portal del diario La República