Fotografía: Conferencia Episcopal de Colombia.

Obispos de Colombia oran y piden por la pronta liberación de la religiosa Colombiana secuestrada por un grupo yihadistas.

Al cumplirse un año del secuestro de la Hermana Gloria Cecilia Narváez Argoty, por el grupo yihadistas. Los obispos del país, durante una Eucaristía este miércoles, oraron por el bienestar y la pronta liberación de la religiosa.

La hermana fue secuestrada en Malí, África, mientras prestaba sus servicios a comunidades menos favorecidas de este país. La religiosa pertenece a la comunidad de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada.

Tras el secuestro de la religiosa hace un par de semanas, el grupo captor, envió un video donde la Hermana Narváez Argoty, pide al Papa Francisco intervenga para que se logre su liberación.


Redacción: Paz Estéreo