Iglesia en la Amazonía se proyecta en salida misionera

Foto: CEC

Tras el Sínodo para la Amazonía y los diversos esfuerzos por fortalecer la pastoral y acción misionera en diversos territorios del país, de manera especial, en las zonas de mayor complejidad para su acceso, el Vicariato Apostólico de Puerto Leguízamo, animado por su obispo, Mons. Joaquín Humberto Pinzón, se encuentra trabajando en el fortalecimiento del plan pastoral desde “procesos de conversión y evangelización que lleven al encuentro con Jesucristo: camino, verdad y vida, en la apropiación de la espiritualidad de la misericordia”.

Por: Diana Álvarez

CEC

En este sentido, ha explicado Mons. Pinzón, “queremos fijar la mirada en la persona del misionero y en su cuidado. Como nos pide el Sínodo de la Amazonía debemos ser Iglesia samaritana que cuida y, para lograrlo, debemos estar preparados y sentir nos cuidados por Dios”, manifestó en desarrollo de la séptima asamblea de formación permanente del Vicariato, realizada del 12 al 14 de septiembre.

Durante el encuentro, acompañados por el padre Manuel Hernando Vega, director del departamento de Ministerios Ordenados y de Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal de Colombia, se reflexionó, entre diversos temas, sobre la persona del misionero, la pastoral presbiteral, la protección de menores y personas vulnerables, la dimensión espiritual como eje unificador de la formación permanente, el seguimiento a Cristo y el discernimiento.

En la Asamblea participaron agentes de pastoral, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos misioneros.


Tomado del portal de la Conferencia Episcopal de Colombia