Islas del Pacífico instan a Japón a postergar vertido de agua de Fukushima

Imagen: Fukushima-Japón.

Los expertos creen que “es necesario más datos e información” para tirar al océano las aguas residuales nucleares.

Los países insulares del Pacífico instaron a Japón a que retrase el vertido de aguas de la central nuclear de Fukushima por temor a posibles contaminaciones y riesgos a la industria pesquera, la salud humana y el medio ambiente, dijo este miércoles (18.01.2023) el Foro de las Islas del Pacífico (PIF).

Según señaló el PIF (por sus siglas en inglés), que reúne a 17 naciones insulares de la región, los expertos creen que “es necesario más datos e información” sobre los planes de Japón de iniciar a verter este año en el Océano Pacífico las aguas residuales nucleares.

El gobierno japonés dijo la semana pasada que el agua de la central nuclear podría verterse al mar “alrededor de esta primavera o verano”, suscitando la preocupación de las naciones insulares, que siguen lidiando con el legado de las pruebas nucleares de hace décadas.

Más de un millón de toneladas de agua

Japón había aprobado el vertido al océano de más de un millón de toneladas de agua procedente de la central nuclear tras su tratamiento en abril de 2021.

Las naciones insulares argumentan que el vertido podría tener un gran impacto en la industria pesquera de la que dependen las economías isleñas, que captura hasta la mitad del atún del mundo.

“Nuestra región se mantiene firme en que no haya vertido hasta que todas las partes verifiquen que es seguro”, dijo el secretario general de la FIP, Henry Puna, en una reunión pública retransmitida en directo desde Suva, Fiyi.

“Debemos impedir que se tomen medidas que nos lleven hacia otro gran desastre de contaminación nuclear”, agregó.

Los efectos de los ensayos nucleares de EE.UU. y Francia

Los isleños del Pacífico siguen sufriendo día a día las consecuencias a largo plazo del legado de los ensayos nucleares.

Estados Unidos llevó a cabo pruebas nucleares en las islas del Pacífico en las décadas de 1940 y 1950. Las islas siguen reclamando a Washington más compensaciones por los efectos duraderos sobre la salud y el medio ambiente.

Francia realizó pruebas atómicas entre 1966 y 1996 en el atolón de Mururoa, en los territorios franceses del Pacífico.

Ken Buesseler, científico del Instituto Oceanográfico de Woods Hole, dijo este miércoles en el foro que un grupo de expertos científico del FIP instaba a Japón a reconsiderar el vertido de residuos porque no estaba respaldada por datos y se necesitaba más información.

La radiactividad se desplaza por el océano con las corrientes y mareas y corre el riesgo de contaminar los peces.


Fuente: DW