La Federación le dio un duro golpe a la Liga femenina profesional

Foto: Cortesía Dimayor

Justo cuando las jugadoras hicieron peticiones, el torneo será ahora semiprofesional y Sub-23.

Mientras las jugadoras de las selecciones Colombia enviaron un decálogo de demandas sobre la profesionalización del fútbol femenino, la Federación Colombiana de Fútbol, la Dimayor y la Difútbol le dieron, prácticamente, una estocada a la Liga profesional.

La idea de estas tres entidades, ahora, es que la liga vuelva a quedar bajo el mando de la Difútbol, que organizará un torneo Sub-23, con seis jugadoras de categoría libre y sin traer a futbolistas extranjeras.

“Nosotros somos 36 equipos, necesitaríamos alrededor de unas 700 mujeres profesionales. Nosotros no tenemos en Colombia 700 mujeres profesionales en el fútbol colombiano”, dijo Jorge Enrique Vélez, presidente de la Dimayor, en entrevista con Blu Radio.

Vélez agregó que la falta de patrocinio complicó aún más el panorama. “El tema de patrocinio es absolutamente preocupante. Es algo fundamental, los ingresos no son ningunos. Yo tenía un par de marcas muy importantes y se me quitaron con todo este problema del fútbol femenino», expresó.

Por su parte, Ramón Jesurún, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, dijo que las dos primeras ediciones del torneo femenino tuvieron muchos inconvenientes.

“Los clubes que hicieron el esfuerzo de tener equipo femenino perdieron mucho dinero; no hubo apoyo de patrocinadores, público y prensa; nunca vi a ningún periodista cubriendo la liga, excepto en finales ni siquiera resaltaban los resultados”, señaló Jesurún.

“Tenemos que ver cómo vamos a diseñar la liga femenina, si bien nos cogió el tiempo, tenemos que hacerlo”, agregó. Según el presidente de la FCF, la entidad invirtió en ese torneo cerca de 1,2 millones de dólares en estos dos años.

Álvaro González Alzate, presidente de la Difútbol, ratificó sus dudas sobre la liga profesional: “Las estadísticas que se han entregado de parte de los equipos que participaron no son buenas. No parece tener mucha fuerza de que el fútbol femenino profesional se configure en Liga, sino que más bien están interesados en participar en los torneos que nosotros estamos organizando”.

Las jugadoras de las selecciones Colombia habían enviado una carta a la FCF, Dimayor, Difútbol y a todos los estamentos gubernamentales, administrativos y deportivos que tengan relación directa o indirecta con el deporte femenino, con las siguientes demandas:

  1. Continuidad de la Liga Profesional de Fútbol Femenina en Colombia.
  2. Condiciones laborales dignas para llamarnos jugadoras profesionales (prestaciones sociales y salario).
  3. Respeto para el fútbol Femenino por parte de directivos.
  4. Capacitación y seguimiento del proceso laboral del cuerpo técnico de la Selecciones nacionales femeninas.
  5. Personal capacitado para el ejercicio profesional en el área de fútbol femenino.
  6. Inclusión del género femenino en el área directiva.
  7. La Federación Colombiana de Fútbol debe cubrir todos los gastos concernientes a los desplazamientos de las jugadoras convocadas a las selecciones nacionales.
  8. La Federación Colombiana de Fútbol debe entregar a todas las jugadoras y cuerpo técnico la implementación deportiva necesaria para el desarrollo de su actividad profesional.
  9. Ante la solicitud de la Presidencia de la República para que Colombia sea la sede del Mundial Femenino 2023, pedimos respetuosamente el fortalecimiento del Torneo Profesional Femenino a nivel nacional en lo que respecta a lo organizativo, arbitral, salarial, deportivo y laboral, que nos permita pensar en realizar presentaciones de alto nivel de nuestra selección nacional en los eventos por venir.
  10. Respeto por los derechos que cobijan a todo deportista profesional.

    Tomado del diario El Tiempo