La mala hora que atraviesan las empresas y aplicaciones tecnológicas de China

Foto: Expansión

Al veto que impuso el Reino Unido sobre Huawei en 5G se suman las acusaciones de espionaje contra Tik Tok y WeChat

Por: Laura Vita Mesa

La República

Recientemente el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, anunció que prohibirá la participación de la compañía china Huawei en la red 5G del país.

Las operadores ya habían tenido que limitar el papel de Huawei en la implementación del 5G al 35% para 2023, sin embargo el ministro de Cultura Digital, Oliver Dowden, anunció en la Cámara de los Comunes que las empresas de telecomunicaciones británicas deberán eliminar cualquier participación de la empresa china en las nuevas redes 5G a partir de 2027. Adicionalmente, el Gobierno británico decidió prohibir la compra de cualquier nuevo material al gigante chino desde el próximo 1 de enero.

Según Reuters, «la excusa inmediata para el giro en la política británica es el impacto de las nuevas sanciones estadounidenses en la tecnología de los chips, que según Londres afecta a la capacidad de Huawei de seguir siendo un proveedor confiable en el futuro».

Cabe recordar que Estados Unidos ha afirmado que el gigante chino, el mayor productor mundial de equipos de telecomunicaciones, ha reiterado en varias ocasiones que no es fiable por ser un agente del estado comunista chino. Esto, en medio de las tensiones comerciales que vienen creciendo entre ambos países.

A esto se suman las acusaciones de espionaje contra la aplicación Tik Tok, una red social para compartir videos cortos muy popular entre adolescentes. Recientemente, la Comisión Federal de Comercio (FTC) y el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunciaron que investigan la aplicación por incumplir un acuerdo que buscaba proteger la privacidad de los niños.

Aunque aún no es claro si las agencias tomarán medidas contra la aplicación china, la investigación se da a raíz de varias denuncias que solicitaron a la FTC analizar si es cierto que la aplicación no estuvo en capacidad de eliminar la información personal y los videos de usuarios menores de 13 años, como se había comprometido a hacerlo en un acuerdo de febrero de 2019.

Por su parte Amazon envió a sus empleados un correo en el que manifestaba que «por riesgos de seguridad, la app Tik Tok no será permitida más en dispositivos móviles que tengan acceso al correo electrónico de Amazon». Posteriormente, la empresa afirmó que se trató de un error.

Por su parte WeChat, la aplicación china con más de 1.000 millones de usuarios en el mundo, también enfrenta acusaciones de espionaje, pues un informe reveló que la empresa estaría sometiendo a los usuarios internacionales a vigilancia para reforzar la maquinaria de censura que usa para controlar a sus usuarios en el país.

La aplicación, una de las más populares del país, tiene tantas funcionalidades que se ha convertido en un pilar de la vida cotidiana de los chinos y, como todas las redes sociales que allá operan, debe garantizar que los contenidos que allí circulan cumplan con los filtros impuestos por el gobierno comunista, a través de una combinación de censura automatizada y humana.

El informe, publicado por el grupo de investigación de seguridad de la Universidad de Toronto, Citizen Lab, mostró que WeChat monitorea las actividades de los usuarios internacionales y, aunque no los censura, busca contenidos que puedan clasificarse como sensibles en China para agregarlos a la lista negra y censurarlo en tiempo real para los usuarios en el país asiático.

Este informe revivió en Estados Unidos las preocupaciones sobre la censura y vigilancia que ejercen las aplicaciones chinas, que están bajo investigación de las autoridades norteamericanas desde el año pasado, cuando empezaron los escrutinios contra Tik Tok por cuestionamientos de censura y la aplicación de citas gay Grindr, citando riesgos en el manejo de datos personales.


Tomado del diario La República