Macron avisa a Johnson de que no hay tiempo para renegociar el Brexit

Foto: Reuters

El presidente francés ve «indispensable» la ‘salvaguarda irlandesa’ para preservar el mercado único y la estabilidad en Irlanda

Por: Marc Bassets – París

EL PAÍS (ES)

El presidente francés, Emmanuel Macron rechazó el jueves la demanda del nuevo primer ministro británico, Boris Johnson, para renegociar el acuerdo para la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Pero aceptó la idea, sugerida por la canciller Angela Merkel el día anterior, de darse un plazo de 30 días escuchar las alternativas que Londres proponga a la llamada salvaguarda irlandesabackstop en inglés. Este mecanismo permitiría mantener abierta, tras el Brexit, la frontera entre Irlanda del Norte, que forma parte del Reino Unido, y la República de Irlanda, miembro de la UE.

“No encontraremos un nuevo acuerdo de retirada en 30 días que sea muy distinto del que existe”, dijo Macron al recibir a Johnson en el Palacio del Elíseo, en París. El presidente francés insistió en que el backstop es “una garantía indispensable para preservar la estabilidad de Irlanda y la integridad del mercado único”.

Esta cláusula evitaría, primero, evitar que, después de que los Acuerdos del Viernes Santo de 1998 permitieran suprimir la frontera entre las dos Irlandas, se erigiese una nueva. Al mismo tiempo, mantendría a Irlanda del Norte dentro del mercado europeo. El Gobierno británico teme que esto sea una manera de anclar Reino Unido en la unión aduanera europea.

“Por supuesto que yo quiero un acuerdo, y podemos alcanzar un acuerdo”, dijo Johnson en Elíseo, antes de almorzar con Macron. “Y las conversaciones en Berlín con nuestros amigos nos han animado”. El primer ministro británico sugirió la posibilidad de establecer controles aduaneros entre las dos Irlandas con nueva tecnología que debería permitir los controles sin imponer una frontera.

Merkel ha mostrado en las negociaciones del Brexit un rostro más conciliador que Macron. En parte, porque el impacto del Brexit duro podría ser mayor en la economía exportadora alemana, pero también hay algo de reparto de papeles en el esquema de poli bueno (Merkel) y poli malo (Macron).


Tomado del diario EL PAÍS (ES)