Macron llama a combatir al «separatismo islamista»

Foto: Ludovic Marin / Reuters

El presidente francés presenta las líneas de su futura ley para luchar contra el radicalismo jihadista en defensa de los valores de la República Francesa.

Francia debe «combatir el separatismo islamista», que busca «crear un orden paralelo», dijo el viernes (02.10.2020) Emmanuel Macron. El presidente francés anunció una ley contra ese «separatismo islamista» que tratará de limitar su influencia en la enseñanza, en las mezquitas, en las asociaciones o en los transportes públicos. «Hay en este islamismo radical (…) una voluntad reivindicada de (…) contravenir las leyes de la República y crear un orden paralelo de otros valores, para desarrollar otra organización de la sociedad», dijo Macron.

Para el jefe de Estado francés, el islam «vive actualmente una crisis en todo el mundo» debido a «un endurecimiento extremo» de las posiciones. «No quiero que haya ninguna confusión ni amalgama» pero «es evidente que existe un islamismo radical que lleva a la negación de la República», apuntó el presidente francés, citando como ejemplo la «desescolarización de los niños», el «desarrollo de las prácticas deportivas y culturales» comunitarias, «el adoctrinamiento, la negación de nuestros principios como la igualdad entre hombres y mujeres».

Macron, que pronunció un discurso muy esperado en Les Mureaux, una de las ciudades más populares del extrarradio de París, insistió en que el objetivo de esa ley que su Gobierno aprobará el próximo 9 de febrero es «atacar al separatismo islamista» sin «estigmatizar a todos los musulmanes». Para ello anunció medidas como la obligación de que toda asociación que solicite una subvención pública firme una carta de laicidad, una supervisión reforzada de las escuelas religiosas privadas y una limitación estricta de la enseñanza en el hogar.

Su discurso tiene lugar en un contexto de alerta máxima tras un ataque con cuchillo cometido por un joven paquistaní hace una semana, que iba dirigido contra la revista satírica Charlie Hebdo por volver a publicar caricaturas del profeta Mahoma. El jefe del Estado francés reconoció que esta acción «tardará años y años» y explicó que su dispositivo legislativo vendrá a «reforzar el laicismo» y «consolidar los principios republicanos».


Tomado del portal alemán DW