Migrante y victimas del desplazamiento forzado, en el centro de las ayudas humanitarias

Foto: Suministrada

Servicio Jesuita a Refugiados entrego a través de Pastoral Social ayudas alimentarias a la comunidad migrante y victimas de desplazamiento forzado

A través de la unión interinstitucional entre la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Ibagué y el Servicio Jesuita a Refugiados Colombia, se llevó a cabo la Jornada Solidaria de ayudas humanitarias, que se realizó los días primero y dos de Julio, en las instalaciones de la Pastoral Social.

Teniendo como objetivo la entrega de 100 mercados a la población vulnerable migrante y víctimas de desplazamiento forzado que reside en la ciudad de Ibagué, contribuyendo a mitigar la problemática alimentaria generada por la pandemia del COVID-19 que ha golpeado también a los más necesitados.

Gina Paola Sánchez, coordinadora regional del Servicio Jesuita a Refugiados, señaló que se han venido sumando esfuerzos para combatir la emergencia en el municipio. «Durante esta jornada se han entregado 100 mercados a esta población que hemos priorizado dentro de las necesidades de vulnerabilidad, y con esta entrega completamos un total de 200 mercados entregados en Ibagué, destacando así que esta es la tercera jornada realizada en la capital tolimense en alianza con Pastoral Social».

La coordinadora regional también destacó la labor de la Pastoral Social y su organización misional en pro de las comunidades vulnerables. “Afortunadamente nos encontramos con una organización de pastoral donde compartimos una misión, donde efectivamente venimos trabajando cada uno de nosotros por la población migrante, por la población en situación de vulnerabilidad, y estamos ante una emergencia que nos ha tocado a todos por igual y por eso se hace necesario e importante poder aunar esfuerzos con estas organizaciones que sentimos tan cercanas y que además en el caso de la pastoral social, tiene el conocimiento en el territorio y una credibilidad importante por todo el esfuerzo que ha venido realizando desde hace muchos años» destacó Gina Sánchez.

Finalmente el director de la Pastoral Social, Alberto Arciniegas, extendió su agradecimiento al Servicio Jesuita a Refugiados, por contribuir con su accionar y donaciones en esta tercera jornada llevada a cabo en la ciudad, destacando el valioso aporte de esta organización de manera mancomunada con la Pastoral Social para ayudar a las familias vulnerables.

 


Tomado del servicio de prensa de la Pastoral Social