Muere Max Von Sydow, la leyenda del cine de Bergman, a los 90 años

Foto: Max von Sydow, en el festival de Cannes. ALBERTO PIZZOLI / AFP

El intérprete de origen sueco de ‘El séptimo sello’ o ‘El exorcista’ ha fallecido en Francia

El actor Max Von Sydow (Lund, Suecia, 1929), residente en Francia, ha muerto este domingo a la edad de 90 años, según ha informado este lunes la agencia France Presse. La leyenda del cine europeo, cuyas obras más emblemáticas son El séptimo sello, El manantial de la doncella o La señorita Julie, hizo la mayor parte de su carrera de la mano de su compatriota Ingmar Bergman. Hollywood le convirtió en un rostro conocido entre el público generalista con películas como El exorcista, Hannah y sus hermanas, Los tres días del cóndor y, en los últimos años, con sus apariciones en la saga de Star Wars o Juego de tronos. El actor acumula más de 130 títulos en su filmografía y, además de Bergman, ha trabajado a las órdenes de John Huston, Steven Spielberg, Woody Allen y Lars von Trier, entre otros.

El fallecimiento ha sido confirmado por su esposa a través de un comunicado divulgado por el agente el actor. «Con el corazón roto y con una tristeza infinita, anunciamos con extremo dolor el fallecimiento de Max Von Sydow el 8 de marzo 2020 «, ha escrito la productora Catherine Von Sydow. La hija del actor también ha pedido discreción a la prensa durante el periodo de luto.

El sueco, nacionalizado francés, nunca logró escapar de la sombra de Ingmar Bergman, pese a que trabajara en Pelle el conquistador, de Bille August; Evasión o victoria, de Huston; o se pusiera bajo el mando de Woody Allen en Hannah y sus hermanas, o que rodara Minority report junto a Steven Spielberg.

Así contaba el actor en el Festival de Sitges en 2016 su encuentro con Bergman: “Yo estaba en el instituto, y él ya actuaba y dirigía teatro en Estocolmo. Yo ya había oído hablar de él y de la controversia que levantaban sus producciones, a menudo provocativas. Empecé en el teatro, lo del cine me sonaba lejano, y fui a una escuela de drama donde hacías prácticas en teatros municipales. En Suecia, los ayuntamientos contratan a un director para programar toda la temporada en cada teatro municipal y, en el caso de Bergman, al final de la temporada, en verano, el mismo equipo teatral se convirtió en equipo de cine. Estuve en una de esas compañías municipales seis años y al tercero llegó Bergman. Fue una bendición. (…) Bergman poseía una gran imaginación, una enorme inteligencia y un estupendo sentido del humor, algo no menos importante”.

Von Sydow, uno de los actores más versátiles del cine europeo, estudió arte dramático en la Academia Real de Estocolmo, se bregó en los teatros de su país y debutó en cine en 1949 con Bara en mor, de Alf Sjöberg. Fue Ingmar Bergman quien descubrió definitivamente para el celuloide su fuerza expresiva y su capacidad para interpretar a todo tipo de personajes. Trabajaron juntos en películas como El séptimo sello, Fresas salvajes, La vergüenza o La hora del lobo. “A Bergman le debo muchísima gratitud”, confesó en una entrevista en 2006, tras recibir el Premio Donostia del Festival Internacional de Cine de San Sebastián en reconocimiento a su carrera.


Tomado del diario EL PAÍS (ES)