‘No queremos guerra, pero Colombia debe tomar decisiones correctas’

Foto: Reuters

En entrevista para EL TIEMPO, el canciller venezolano habló sobre la relación con Colombia y EE. UU.

Por: Lucía Castaño

El Tiempo

“Nosotros no queremos una guerra, pero Colombia debe tomar las decisiones correctas, prudentes, de buena vecindad y no arriesgarse a que nuestros pueblos puedan caer en un conflicto”, dijo para EL TIEMPO en Ginebra el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, quien pronunció este miércoles un discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

“Queremos ser muy claros: nosotros queremos la mejor relación con Colombia, pero exigimos respeto y el reconocimiento a las autoridades legítimamente elegidas de la República Bolivariana de Venezuela”, continuó el diplomático venezolano.

“Lo que pasó el fin de semana fue una gran operación de propaganda de los Estados Unidos y Colombia prestó su territorio para agredir a Venezuela, un acto hostil y casi que prebélico”, señaló Arreaza al referirse al intento de ingresar camiones con comida y medicamentos desde territorio colombiano el pasado 23 de febrero, y que terminó en fuertes disturbios con cerca de 300 heridos y varios muertos, Según un comunicado la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, con quien también se reunió este miércoles el jefe de la diplomacia venezolana.

“Incluso el camión ese que quemaron los bandidos en el puente resulta que tenía no solo algunas cajas con comida, sino además alambre, clavos, los elementos para generar esas famosas barricadas de la oposición venezolana en nuestro territorio”, continuó el canciller, reiterando la afirmación que ya había hecho el martes en Nueva York ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

Con respecto a la retención, confiscación de material y posterior deportación de un equipo de Univisión el lunes pasado, luego de una entrevista con Nicolás Maduro, el canciller indicó que el presidente ha dado entrevistas a periodistas de todas partes del mundo, “pero cuando se llega allí a tratar de hacer un espectáculo, un show y a insultar un jefe de Estado, ahí sencillamente hay algo detrás».

Fue lamentable lo que ocurrió y el presidente siguió dando entrevistas con otros medios que sí lo respetan a él y a la ley venezolana”.

La agenda del canciller venezolano en Ginebra

Sobre el encuentro con Bachelet, que acababa de concluir cuando dio estas declaraciones, el canciller indicó que hubo avances para definir la visita de un grupo de trabajo de su oficina, pero que todavía no hay fechas concretas.

Arreaza también se reunió con funcionarios de la oficina del alto comisionado de la ONU para los refugiados (Acnur) y del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para discutir “los planes de cooperación a futuro de asistencia técnica humanitaria”.

“Al CICR también le agradecimos que no se han dejado manipular por los Estados Unidos, ni por el Gobierno colombiano, ni por la oposición venezolana para utilizar o prestar su emblema o su logística para esa falsa ayuda humanitaria y esa operación psicológica y de propaganda que se hizo en la frontera”, indicó Arreaza, quien sostuvo también una reunión con el Movimiento de países no Alineados.

El discurso de Arreaza frente al Consejo de Derechos Humanos

Más temprano, este miércoles, el canciller de Venezuela se dirigió al Consejo de Derechos Humanos, que celebra actualmente su cuadragésima sesión.

En su alocución, Arreaza aseguró que su país es víctima de una agresión orquestada por Estados Unidos y que se materializa en un bloqueo económico y en amenazas reiteradas del uso de la fuerza en su contra.

“Venezuela está dispuesta a trabajar con Naciones Unidas para recibir toda la asistencia humanitaria, como lo venimos haciendo con sus diferentes agencias, pero no por la fuerza”, dijo el canciller en su discurso.

Así mismo, planteó la posibilidad de un diálogo directo con Estados Unidos: “¿Por qué no? Un diálogo entre el presidente Maduro y el presidente Donald Trump. Que se reúnan: ahí están las diferencias, trabajemos en las coincidencias”.

En el momento en que el canciller entró a dar su discurso en la sala donde sesiona el Consejo de Derechos Humanos, las delegaciones diplomáticas de los países del Grupo de Lima abandonaron el recinto en compañía de algunos embajadores de la Unión Europea, que no reconocen como presidente legítimo a Nicolás Maduro sino al líder opositor y presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien se autoproclamó como presidente interino de Venezuela el pasado 23 de enero.

LUCÍA CASTAÑO

Para EL TIEMPO

Ginebra


Tomado del portal del diario El Tiempo