Nord Stream 2, el proyecto que tiene en tensión a Berlín y Moscú

Foto: Alemania presiona a Rusia para adelantar una investigación y esclarezca qué fue lo que pasó con el opositor Alexéi Navalni / EFE

Tras el envenenamiento de un opositor del Kremlin, Alemania no descartó frenar este oleoducto.

Alemania aumentó la presión contra Rusia en relación con el caso del envenenamiento del líder opositor ruso Alexéi Navalni tras sugerir que no descartaría con interrumpir el controvertido gasoducto Nord Stream 2.

(En contexto: Tensiones políticas entre Alemania y Rusia por caso Navalni)

Este lunes, la canciller alemana Angela Merkel, a través de su portavoz, dijo que no descarta consecuencias para el proyecto si Moscú no da las respuestas esperadas sobre el envenenamiento de Navalni.

La entrada en escena en las relaciones entre Berlín y Moscú de este controvertido proyecto da cuenta de los niveles de tensiones a los que llegó el caso Navalni entre la diplomacia de ambos países. Pero, ¿por qué es importante y controvertido este proyecto Nord Stream 2 y qué se sabe de él?

Nord Stream 2

El gasoducto Nord Stream 2 busca llevar directamente gas ruso a Alemania (y al norte y oeste de Europa) a través del mar Báltico. Se trata de una megaobra que tiene una capacidad de 55.000 millones de metros cúbicos anuales y de una longitud de 1.230 kilómetros de tuberías. Según la cadena británica BBC, este proyecto tiene un costo de construcción de 11.000 millones de dólares.

La construcción de este proyecto, a cargo de la petrolera rusa Gazprom, ha sido motivo de controversia por parte de Europa y Estados Unidos. Países como Ucrania y Polonia (así como algunos países bálticos) consideran un “regaló” a Rusia concederle el suministro de gas a estas regiones del Viejo Continente.

De hecho, Estados Unidos consideró en su momento que esto aumentaría la dependencia europea del gas ruso. Aunque el medio alemán Deutsche Welle dice que el proyecto no es indispensable para la seguridad energética de Alemania, sí aumenta la dependencia del suministro que Rusia le provee.

(Le puede interesar: Gobierno alemán dice que el opositor ruso Navalni fue envenenado)

“Ya hoy en día Rusia suministra el 40% del gas natural requerido por Alemania, tendencia al alza”, dice Detsche Welle.

Por otro lado, la agencia Bloomberg explica que desde el acuerdo en 2015 del proyecto, Rusia y Alemania consideraron que el proyecto es una línea de suministro vital que busca reemplazar la producción europea que está en declive.

El gas natural era ampliamente visto como el combustible que reemplazaría al carbón y se ubicaría junto a la energía eólica y solar en la combinación energética de Europa. Desde entonces, los costos de la energía renovable se han desplomado, debilitando el caso de cualquier combustible fósil.

Por estas razones, la entrada en juego del gasoducto tras el envenenamiento de Navalni no es un asunto menor en medio de las tensiones entre Berlín y Moscú..

“La canciller considera que sería un error descartarlo desde el principio”, declaró el portavoz Steffen Seibert cuando se le preguntó si Merkel trataría de evitar que se viera afectado el proyecto de gasoducto en caso de sanciones contra Rusia.

(Lea también: Los otros casos de envenenamiento de opositores del Kremlin)

El domingo, su ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, también dijo que “sería un error excluir a priori” consecuencias para Nord Stream 2. Maas le dio a Moscú unos días para “ayudar a aclarar” lo sucedido con Navalni, en declaraciones al diario Bild.

De lo contrario, “tendremos que discutir una respuesta con nuestros socios europeos”, advirtió Maas, cuyo país actualmente preside el Consejo de la Unión Europea.

“En todo caso espero que los rusos no nos obliguen a cambiar nuestra postura respecto a Nord Stream 2”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, en declaraciones al “Bild am Sonntag”.

Maas subrayó, no obstante, que interrumpir el gasoducto prácticamente acabado perjudicaría también a empresas alemanas y europeas, y advirtió de que, por lo tanto, “quien exija eso, tiene que ser consciente de las consecuencias”.

Recordó que en el gasoducto participan más de cien empresas de doce países europeos, de las que aproximadamente la mitad son alemanas, y manifestó que reducir ahora el debate al Nord Stream 2 no haría justicia al caso Navalni.

Maas exigió de nuevo al Gobierno ruso colaborar en el esclarecimiento de este “crimen grave” y agregó que, “si no tuviera nada que ver con el atentado, es en su propio interés demostrarlo con hechos”.

(Le puede interesar: Anuncian que el opositor ruso Navalni despertó del coma)

Añadió que, en caso de sanciones, deberían ser “selectivas” y mencionó en particular el posible bloqueo de Nord Stream 2. Según el gobierno alemán, Navalni fue “inequívocamente” envenenado en Rusia durante una gira electoral con un agente nervioso de tipo Novichok, una sustancia diseñada en la época soviética con fines militares. Berlín y otros países occidentales acusan a las autoridades rusas y piden que den una explicación.

¿Cortina de humo?

Si Rusia no colabora en el esclarecimiento, “sería un indicio más de la participación del Estado en los hechos”, dijo y agregó que, si esta colaboración no va más allá de “cortinas de humo”, habrá que partir de la base que Rusia “tiene algo que ocultar”.

Según Mass, “muchos indicios” apuntan a que el Estado ruso está detrás del envenenamiento ya que el agente tóxico Novichok utilizado contra el líder opositor ruso estuvo en el pasado en manos de organismos rusos. Además, “sólo un grupo muy pequeño de personas” tiene acceso a este agente tóxico, el mismo que ya había sido utilizada por instancias estatales en el atentado en 2018 contra el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija, indicó.

(Lea aquí: La ‘película’ por el caso del opositor ruso envenenado no acaba)

“Si la parte rusa no contribuye en los próximos días al esclarecimiento, tendremos que discutir con nuestros socios una respuesta”, manifestó Maas, quien estimó que, en caso de introducir sanciones, “deberían tener un efecto preciso”.

Navalni, quien sigue en coma, recibe tratamiento desde el pasado día 22 en la clínica berlinesa de la Charité, a donde fue trasladado desde un hospital en la ciudad siberiana de Omsk, en el que había sido ingresado tras sufrir un colapso durante un vuelo.

La respuesta del Kremlin

El Kremlin denunció este lunes los “absurdos” intentos de acusar a Rusia del envenenamiento del opositor Alexéi Navalni, hospitalizado en coma en Alemania y víctima según Berlín de un agente nervioso de tipo Novichok.

“Todos los intentos de asociar a Rusia de alguna manera con lo sucedido [con Navalni] son inaceptables para nosotros, son absurdos”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. Según el gobierno alemán, Navalni fue “inequívocamente” envenenado en Rusia durante una gira electoral con un agente nervioso de tipo Novichok, una sustancia diseñada en la época soviética con fines militares.

Berlín y otros países occidentales acusan a las autoridades rusas y piden que den una explicación. El enfrentamiento se tensó el domingo, cuando Alemania le dio a Moscú un ultimátum de varios días para “aclarar lo sucedido”.

(En otras noticias: OTAN exige a Rusia cooperar en una investigación sobre Navalni)

Rusia, por su parte, criticó a Berlín por “retrasar el proceso de investigación que reclama” al no transmitir los documentos del caso a las autoridades rusas. Según Peskov, Moscú aún no ha recibido estos elementos, pero espera que Alemania proporcione toda la información necesaria a Rusia “en los próximos días”. “Los estamos esperando con impaciencia”, agregó.

INTERNACIONAL
*Con información de agencias


Tomado del diairo EL TIEMPO