Países europeos multiplican las medidas ante aumento de contagios

Foto: AFP

Italia anunció restricciones para discotecas, al igual que España, que restringirá fumar en calles.

En varios países europeos que resultaron afectados duramente al inicio de la pandemia de covid-19, se han multiplicado las restricciones para contener la propagación del coronavirus. (Lea también: Francia exigirá a viajeros procedentes de Colombia el test de covid-19)

España anunció ayer el cierre de discotecas, restricciones para fumar en las calles e hizo un llamado de atención a los jóvenes, para intentar detener el repunte alarmante de los contagios de covid-19.

Ante la escalada de casos, 3.000 nuevas infecciones en 24 horas registradas tanto el jueves como ayer, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, presentó una serie de medidas consensuadas con las regiones del país, competentes en materia de salud.

Desde que en julio aumentaron los contagios, cada región tomó medidas, como confinamientos selectivos o la obligatoriedad de llevar tapabocas en el exterior, algo ya vigente en toda España, pero ahora las decisiones competen al país en su conjunto.
En esa nación europea se clausurarán las discotecas y otros locales de ocio nocturno, mientras que los restaurantes y bares se cerrarán a la 1 a. m., según Illa, sin especificar cuándo entrarán en vigor las medidas.

De interés: Italia prohíbe la entrada de las personas provenientes de Colombia

No se podrá fumar en la calle, salvo que se pueda mantener una distancia de seguridad de dos metros, una decisión ya en vigor en Galicia y Canarias.
Illa hizo un llamado específico a los jóvenes a ser “disciplinados”. En las residencias para ancianos, que en la primera ola se vieron golpeadas con miles de decesos, las visitas serán limitadas y los nuevos residentes deberán pasar un test de covid-19 para su admisión.

Por otro lado, algunas regiones italianas también comenzaron a imponer restricciones a las discotecas y clubs nocturnos ante el aumento de los casos de coronavirus en el país los últimos días. Es el caso de Emilia-Romaña y el Véneto, las dos en el norte de Italia, que aprobaron ayer sendas disposiciones para reducir el aforo permitido en este tipo de locales al 50 por ciento de su capacidad. Además, será obligatorio el uso del tapabocas en todo momento, incluso para bailar, algo que por otra parte solo está permitido en pistas al aire libre.

En ambos casos, las nuevas medidas se refieren a discotecas y clubs que pudieron abrir después de los meses de confinamiento.

Italia registró ayer una nueva subida del número de contagios de coronavirus, con 523 en 24 horas, y seis fallecidos más. Muchos de los nuevos contagios se han identificado como casos importados, por lo que el Ministerio de Sanidad decretó el miércoles la obligación de realizar test de detección de coronavirus a los pasajeros que lleguen desde España, Croacia, Grecia y Malta. Esta norma se suma a la prohibición de entrada para los ciudadanos procedentes de algunos países de fuera de la Unión Europea.

Los test son algunas de las medidas de los gobiernos para evitar la importación de casos. Bélgica dijo que el aeropuerto de Bruselas habilitará a principios de septiembre un laboratorio móvil que permitirá realizar pruebas PCR a los pasajeros que provengan de zonas consideradas de riesgo y a aquellos que estén a punto de partir.

Alemania, que continuó ayer su serie ascendente de repuntes de contagios, hasta situarse en niveles no registrados desde mayo, ya había hecho obligatorio hacerse un test –o presentar uno negativo realizado en las últimas 48 horas– tras ingresar al país si los viajeros proceden de las denominadas zonas de riesgo –unas 130 en todo el mundo–.

Reino Unido impuso el jueves una cuarentena obligatoria a quienes lleguen al territorio británico desde Países Bajos y Francia, cuyo ministro de Sanidad, Olivier Véran, anunció el miércoles que el Gobierno prepara un dispositivo de medidas más estrictas en París y Marsella para intentar reducir los contagios, como limitar la apertura de establecimientos o instalaciones.

Agencias / AFP y Efe


Tomado del portal del diairo EL TIEMPO