Rusia ofrece apoyo militar para contribuir al orden en Bielorrusia

Foto: Vladimir Putin, presidente de Rusia, decidió dar su apoyo Aleksandr Lukashenko, presidente de Bielorrusia / AFP

Vladimir Putin afirmó que las fuerzas policiales solo se desplegarán en caso de ser necesario.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que el Kremlin preparó un cuadro de policías para ayudar a Bielorrusia si es necesario, enviando una fuerte señal de apoyo a su aliado Alexander Lukashenko.

(Le puede interesar: Crisis por fraude en Bielorrusia, nuevo pulso entre Rusia y Occidente)

Lukashenko «me pidió que formara una cierta reserva de agentes del orden, y lo hice (…) Pero también acordamos que no se utilizará a menos que la situación se salga de control«, dijo Putin en una entrevista con el canal estatal Rossiya 24, transmitida este jueves.

Además mencionó que “estamos convencidos de que todos los participantes en este proceso tendrán el buen sentido común, sin extremismos, para encontrar una salida» a la crisis.

Lukashenko enfrenta la mayor amenaza de su gobierno de 26 años después de que estallaron protestas en Bielorrusia para exigir su renuncia luego de las elecciones presidenciales del 9 de agosto, que afirmó haber ganado por abrumadora mayoría.

El presidente bielorruso se volvió a Putin por su apoyo, mientras Estados Unidos y la Unión Europea condenan una violenta represión policial contra los manifestantes, en la que casi 7.000 fueron detenidos, algunos bajo custodia fueron supuestamente torturados y al menos 5 murieron.

(Lea aquí: UE rechaza resultados electorales en Bielorrusia y anuncia sanciones)

Putin dijo que la reacción de la policía local ha sido bastante «moderada» y que Rusia es más «neutral» en su respuesta que Estados Unidos y Europa, países sobre los que sugirió que estaban tratando de utilizar la situación para sus propios intereses políticos.

La UE sancionó al ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, quien recibió a sus homólogos de la Unión Europea en Berlín este jueves, y dijo a los periodistas que el bloque podría ampliar una lista negra de funcionarios bielorrusos más allá de los 15 a 20 inicialmente planeados.

La comunidad política aún no ha revelado las identidades de los que están en la lista, lo que implica congelaciones de activos y prohibiciones de viaje.

Desde que estallaron las protestas, Lukashenko se acercó a Putin en busca de apoyo, moviéndose rápidamente para suavizar las tensiones que se habían acumulado en el período previo a la votación.

(Lea también: Crece tensión en Bielorrusia tras elecciones presidenciales)

El año pasado, se resistió a las demandas de Moscú de una integración más estrecha con Rusia. Sin embargo Putin dijo que «ciertamente no somos indiferentes a lo que está sucediendo allí (…) Es un país muy cercano, quizás el más cercano a nosotros«.

Rusia está lista para brindar apoyo militar si es necesario en virtud de un tratado de seguridad colectiva, afirmó el presidente. Los agentes rusos de las fuerzas del orden sólo se desplegarían si «fuerzas extremistas, al amparo de consignas políticas, cruzan la línea del robo, queman automóviles, casas, bancos e intentan apoderarse de edificios administrativos».

Alabó la oferta de reforma constitucional de Lukashenko, posiblemente seguida de nuevas elecciones, concesiones que los oponentes del líder bielorruso dicen que son inadecuadas. «La situación se está estabilizando ahora», Dijo Putin.

Las protestas no han mostrado signos de disminuir, con decenas de miles de personas este fin de semana exigiendo nuevas elecciones en la capital, Minsk, a pesar de la presencia de la policía antidisturbios y barricadas de alambre de púas.

El líder bielorruso, en una demostración de fuerza, apareció en la televisión estatal blandiendo un rifle automático mientras volaba hacia su residencia en helicóptero.

(Además: Bielorrusia: Oposición le exige a Lukashenko que entregue el poder)

BLOOMBERG Y AFP


Tomado del portal del diairo EL TIEMPO /Bloomberg y AFP