Se estabilizan cultivos de coca en Colombia, dice reporte de EE. UU.

Foto: Luis Robayo / AFP

El informe revela mediciones del 2018 que muestran reducción en hectáreas sembradas y producción.

Por: Sergio Gómez Maseri

EL TIEMPO

Tanto los cultivos de coca como la producción potencial de este alcaloide finalmente han dejado de expandirse en el país. Eso al menos es lo que sugieren las nuevas estadísticas sobre las plantaciones de esta droga en Colombia que fueron presentadas este miércoles por la Casa Blanca.

De acuerdo con la evaluación de la Oficina Nacional para las Políticas sobre el Control de Drogas (ONDCP por su sigla en inglés), durante el 2018 fueron detectadas 208.000 hectáreas sembradas con coca, una leve reducción frente a los 209.000 que contabilizaron los estadounidenses en el 2017.

Así mismo, la producción de cocaína pura se redujo levemente: de 900 toneladas métricas en 2017 a 887 en el 2018.

«Según los estimados de ONDCP para el 2018, los cultivos y producción de coca en Colombia se están estabilizando aunque permanecen», dijo la ONDCP, brazo de la Casa Blanca que se encarga de las políticas antidrogas en EE. UU., al comunicar la noticia.

Esta oficina también destacó que se trata de la primera vez en cinco años (desde el 2012) que no se presenta un aumento en las plantaciones de coca sembradas en el territorio nacional.

En sus primeras declaraciones al respecto, el subdirector de Política Nacional de Control de Drogas (ONDCP) de EE. UU., Jim Carroll destacó el trabajo que viene realizando con el gobierno del presidente Iván Duque para combatir el problema.

«Al trabajar de manera estrecha con el presidente Duque estamos viendo que Colombia está progresando en la meta conjunta que tenemos de reducir los cultivos y la producción. La sociedad entre nuestros dos países debe permanecer fuerte mientras luchamos por alcanzar nuestros objetivos, atacamos a quienes se benefician del narcotráfico y detenemos el flujo de drogas mortíferas que llegan a EE.UU.». dijo Carroll.

En su comunicado la Casa Blanca deja claro que los niveles actuales siguen siendo de los más altos en toda la historia y todavía muy lejos de los niveles del 2012 y 2013 cuando se logró reducir los cultivos a solo 78.000 hectáreas.

Si bien es evidente que aún queda mucho camino por recorrer, el anuncio de la Casa Blanca es una excelente noticia para el presidente Duque y su gobierno.

En primer lugar por que las cifras desactivan, de momento, la posibilidad de la temida descertificación.

Aunque Duque solo llegó a la Casa de Nariño para el tercer trimestre del 2018, probablemente recibirá todo el crédito de esta estabilización pues desde el primer día de gobierno viene dándole máxima prioridad al combate contra el narcotráfico.

Así mismo, la estabilización de los cultivos encaja con la narrativa de que el crecimiento exponencial que se presentó en el pasado se le debe atribuir al gobierno anterior de Juan Manuel Santos. 

Algo que reconoce el propio Carroll en su pronunciamiento.

«Desde que asumió el poder en agosto de 2018 el presidente Duque ha incrementado los esfuerzos antinarcóticos, atacando laboratorios y narcotraficantes, y cuadruplicando el número de equipos que erradican y que han logrado (eliminar) un 56 por ciento más de coca al mes comparado con el gobierno anterior», sostiene Carroll.

Y si bien Trump es impredecible, sería desconcertante que el mandatario estadounidense optara por descertificar a Colombia en septiembre (mes en el que se toma esta decisión ) por incumplir con sus compromisos antidrogas cuando las cifras ahora indican que el país va en la dirección correcta y cuando sus mismos funcionarios aplauden la voluntad y los logros del nuevo gobierno.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington


Tomado de portal del diario EL TIEMPO