Un asesor de Guaidó admite que firmó un contrato y pagó por un ataque en Venezuela

Foto: El Nacional (Uy)

Juan José Rendón, estratega del presidente interino, quería “explorar la posibilidad” de desalojar del poder líderes chavistas

El estratega político venezolano Juan José Rendón, responsable del Comité de Estrategia del presidente interino, Juan Guaidó, admitió este miércoles haber firmado un contrato con un representante de la contratista militar Silvercorp, Jordan Goudreau, al que pagó 50.000 dólares (unos 44.000 euros), para que llevara a cabo un ataque que terminara con la detención de varios funcionarios del Gobierno. J. J. Rendón, como es conocido, aseguró en una entrevista con la CNN en español que se trataba “de un acuerdo preliminar que no llegó a hacerse efectivo”.

“Era una exploración para ver la posibilidad de capturar y entregar a la justicia a miembros del régimen [de Nicolás Maduro] con indictments [acusaciones], orden de captura, etcétera”, reconoció Rendón. También sostuvo que Guaidó no firmó el acuerdo y que Goudreau finalmente no recibió “luz verde” para la operación.

  1. J. Rendón explicó que hasta el momento solo se han mostrado siete de las ocho páginas del acuerdo firmado, que tenía “42 páginas de anexo”. En ellas se explicaba “el propósito exploratorio de ese acuerdo que no llegó a ser ejecutado”, abundó el estratega, que ha desarrollado buena parte de su carrera política en Colombia.

Según su versión, tenían “el encargo de analizar todos los escenarios posibles para el cese de la usurpación” que consideran que Maduro hace de la Presidencia venezolana. Por eso, se abordó el tema con Goudreau. “El Gobierno legítimo del presidente Guaidó no controla una fuerza policial en el país, con lo cual se analizaron todos los escenarios, alianzas con otros países, acciones propias, de gente de adentro que desconozca [a Maduro] y se pliegue a la Constitución, el uso de eventuales actores que estaban afuera [o] de militares retirados”, comentó. Y subrayó: “Como bien dijo el presidente [Guaidó], estamos analizando cosas por encima de la mesa y por debajo de la mesa”.

Es en ese contexto en el que se produjeron “muchas reuniones para determinar la factibilidad en todos los aspectos: jurídico, militar, económico, financiero, internacional, diplomático, de una eventual acción de captura de personas con indictments”, apostilló J. J. Rendón.

Intervención marítima

Entre el domingo y el lunes pasados, las autoridades venezolanas interceptaron dos intentos de intervención marítima en los Estados de Aragua y La Guaira, cercanos a Caracas, en los que murieron ocho personas y fueron detenidas otras 18. Entre los arrestados se encuentran dos ciudadanos estadounidenses, Airan Berry y Luke Denman, ambos exmilitares y que contaban con una identificación de Silvercorp, la empresa a la que supuestamente quería pagar Rendón, el asesor de Guaidó, según las pruebas difundidas por el Gobierno de Nicolás Maduro.

Uno de los detenidos, Denman, aseguró que tenía órdenes de tomar el control del aeropuerto cercano a Caracas, para enviar a Maduro a EE UU, donde es buscado por varios delitos relacionados con el narcotráfico. Aunque Washington ha negado cualquier implicación en los ataques, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, anunció ayer que su Gobierno usará “todas las herramientas” a su alcance para repatriar a los dos exmilitares bajo custodia en Caracas.

En un interrogatorio cuyo vídeo fue difundido por las autoridades chavistas, Denman explicó que su parte del plan, calificado por el Gobierno venezolano como una invasión frustrada, consistía en establecer una “propia seguridad”, comunicarse con las torres del aeropuerto que sirve a Caracas y “hacer entrar los aviones”. Y precisamente uno de esos aviones estaba destinado a recoger a Maduro y trasladarlo a Estados Unidos, según la versión de Denman difundida por el régimen chavista.

EE UU NOMBRA A UN NUEVO EMBAJADOR

Donald Trump nombró ayer a James Broward Story como embajador «extraordinario y plenipotenciario» en Venezuela, con cuyo Gobierno no mantenía relaciones diplomáticas desde enero de 2019. Desde julio de 2018, Story era el encargado interino de negocios, el más alto rango en ausencia de embajador. El nombramiento de Story como embajador llega días después de los ataques fallidos en Venezuela en los que participaron militares venezolanos desertores y dos mercenarios estadounidenses, que están bajo custodia de Caracas. «Le pedí a mi equipo la semana pasada, que tenga nuestros planes listos para cuando el día llegue», anunció hace días Mike Pompeo en referencia al nombramiento de Story. El objetivo de Pompeo es que todo esté preparado para que, cuando la «democracia vuelva» a Venezuela, los venezolanos sepan que «físicamente los estadounidenses están con ellos», y consideró que «izar la bandera estadounidense sobre la embajada en Caracas será un gran símbolo de eso».


Tomado del diario EL PAÍS (ES) Agencia / EFE