Avianca vuelve a acogerse al Capítulo 11 y pone en jaque al servicio aéreo nacional

Foto: La República

La aerolínea es clave en el mercado pues de los 29,3 millones de pasajeros que se movilizaron en 2019, Avianca transportó 16 millones (54%)

Por: Vanessa Pérez Díaz

La República

El covid-19 ayer cobró la primera víctima empresarial en Colombia y fue precisamente en uno de los sectores más golpeados a nivel mundial: el aeronáutico. Por segunda vez, en menos de 20 años (la primera vez fue en marzo de 2003), Avianca Holdings informó que se acogió al Capítulo 11 de la ley de bancarrota en Estados Unidos, una figura que le permite poner en orden sus cuentas y obligaciones mientras sigue operando en sus mercados, excepto en Perú donde se conoció, sin mayores detalles, que se cerrará y liquidará la subsidiaria Avianca Perú S.A.

Puntualmente en Colombia, esta es una decisión relevante que impacta al sector nacional por la magnitud de la operación de la aerolínea. El año pasado Avianca movilizó 53,8% de los pasajeros nacionales, esto es 16 millones de pasajeros de los 29,3 millones que transportaron en el mercado doméstico las cinco principales aerolíneas (Avianca, Latam, VivaAir, EasyFly y Satena).
Por el lado de rutas internacionales, su operación también es fuerte, pues de los 15,5 millones de pasajeros registrados en el año, Avianca movilizó 46,9% (7,3 millones de personas) en un mercado donde también participan Copa (2,2 millones), Latam (1 millón), American Airlines (800.000), Spirit (600.000), Interjet (500.000) y JetBlue (400.000).

Más datos que demuestran la relevancia de Avianca: de los 562.800 vuelos que se realizan al año en el país, Avianca opera 45,7% de ellos llegando a 26 aeropuertos de los 59 terminales disponibles y cubriendo 33 de los 53 destinos internacionales que operan las líneas aéreas desde las principales ciudades del país.

La operación no es lo único que está en jaque. Aunque Anko van der Werff, CEO y presidente de Avianca Holdings, aseguró que uno de los objetivos de acogerse al Capítulo 11 es “preservar los puestos de trabajo en Colombia y otros mercados en los que opera la compañía”, otro de los temores son los empleos. Avianca genera más de 21.000 empleos en América Latina, de los cuales más de 14.000 son en Colombia.

“Creemos que la reorganización bajo el Capítulo 11 es el mejor camino a seguir para proteger los servicios esenciales de viaje y transporte aéreo que proporcionamos en Colombia y en otros mercados en América Latina. Avianca ha operado por más de 100 años, convirtiéndose en la segunda aerolínea en el mundo en lograr este hito”, dijo Van der Werff, quien aclaró que no es una liquidación ni quiebra, sino un plan de reestructuración.

Pese a la incertidumbre que genera el anuncio, para los analistas este era un paso obligado que debía dar Avianca. “Todos lo estábamos esperando. Para buscar capital y negociar con acreedores y que, de pronto, entre un socio capitalista, lo mejor era ponerse bajo esta ley”, aseguró Andrés Moreno, analista bursátil.

Esta visión la comparte el ex viceministro de transporte, Andrés Chaves: “Las aerolíneas se han visto obligadas a resolver temas de sobrevivencia que implican: fuentes de financiación (la caja de operación), reestructuración de deudas, estrategia para el reinicio de operaciones y búsqueda de medidas de control, cuya implementación, no hagan inviable la industria pospandemia”.

Lo bursátil, el otro impacto
La razón para haber anunciado ayer que entraban a operar bajo el Capítulo 11, a pesar de que el año pasado la compañía llegó a un acuerdo con sus proveedores y completó el fondeo de recursos por US$375 millones, es porque el domingo 10 de mayo era la fecha límite para pagar un bono a cierto grupo de tenedores.

“El año pasado, negociaron un intercambio de bonos a más largo plazo, pero solo aceptó 81% de los tenedores. Con el resto, había que pagarlos”, dijo Moreno.

Aunque 70% de las operaciones de Avianca está en Colombia, el proceso se concentrará en EE.UU., porque según destacó Adrian Neuhauser, Chief Financial Officer de Avianca, “la ley de Capítulo 11 es la más reconocida en el tema de reestructuración a nivel mundial y es la más usada por las multinacionales”.

“A pesar de Avianca ya venía con problemas antes del covid, lo del coronavirus fue el golpe final”, advirtió Moreno. No es para menos, en el reporte de 2019 destaca una pérdida neta de US$894 millones y una caída de 5,5% en los ingresos (US$4.621 millones). “En la BVC han estado empresas en reorganización: Fabricato, Coltejer, Paz del Río. Hoy, son 9.300 accionistas que están detrás de Preferencial Avianca, entre ellos Protección, con una cantidad muy pequeña, esos accionistas es posible que lo pierdan todo”, explicó Moreno.

Para Juan David Ballén, director de Análisis y Estrategia de Casa de Bolsa, hay dos escenarios posibles: “Los tenedores de bonos dejarán de percibir intereses y pagos de capital, y los accionistas, dividendos. Los tenedores de bonos pueden recibir nuevas acciones a cambio de sus bonos, bonos nuevos o una combinación; y si es accionista, el administrador fiduciario puede pedirle sus acciones a cambio de una participación en la empresa”.

Cierre de rutas y el programa LifeMiles
Sobre la posibilidad de la cancelación de rutas, Anko van der Werff, CEO y presidente de Avianca Holdings, aclaró: “Es demasiado temprano para hablar sobre cancelar rutas. Hay una fase dos de este Capítulo 11 y es cuando vamos a rediseñar la empresa y la red es el producto más importante (…) Tenemos unos meses para presentar un plan a largo plazo a la Corte”. Sobre el programa de lealtad de Avianca, LifeMiles, se informó que se dará continuidad a esta alianza. Es así como los socios continuarán sumando millas con los vuelos de Avianca y podrán redimirlas.

La Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac) apoya decisión
Mediante un breve comunicado, la Acdac informó que apoyaba la decisión tomada por Avianca, «toda vez que se trata del camino que permitirá garantizar la continuidad de la operación, particularmente en el servicio de pasajeros suspendido desde el mes de marzo».

Agregaron que mantendrían el apoyo al equipo directivo de la aerolínea, especialmente de su estrategia frente a la crisis generada por la pandemia, que identificaron en dos frentes:  «por un lado, en el trabajo riguroso y responsable  para garantizar la operación de los vuelos humanitarios y la operación de carga (…) por otro lado, en la donación del 25% del salario del mes de abril y del 92% del salario del mes de mayo de todos los pilotos vinculados a la compañía».

Por último, precisaron que acogerse al Capítulo 11 en Estados Unidos permitirá «a la compañía destinar los créditos a los que está aplicando a sanear las deudas y a garantizar, como lo ha anunciado».


Tomado del portal del diario La República