Colombia en un punto escandalosamente doloroso para su pueblo

Foto: Vatican News

Así lo afirma Monseñor Elkin Álvarez Botero, Secretario General de la Conferencia Episcopal Colombiana y Obispo Auxiliar de Medellín al comentar, en unas declaraciones, las masacres que se siguen produciendo en varias regiones de su país

Anna Poce – Vatican News

En una entrevista con la agencia católica ACI Prensa, Monseñor Elkin Álvarez Botero, Secretario General de la Conferencia Episcopal Colombiana, al comentar las masacres que se siguen produciendo en varias regiones del país, destacó que estos asesinatos no son hechos aislados sino que tienen que ver con fenómenos que se vienen produciendo desde hace muchos años.

La ola de violencia del último mes ha causado la muerte de cuarenta y dos personas. La última masacre tuvo lugar el domingo 23 de agosto en el municipio de Venecia, en el departamento de Antioquia, donde tres personas, entre ellas un menor, fueron asesinadas. El también Obispo Auxiliar de Medellín en declaraciones a ACI Prensa dijo:

“Creemos que detrás de estas masacres hay una degradación muy alta de la violencia. No sabemos de dónde proviene y las reales causas de esto, pero hemos llegado a un punto escandalosamente doloroso para el pueblo colombiano”

El Episcopado siempre ha denunciado estos hechos

Sin saber con certeza cuáles son los grupos involucrados, probablemente grupos armados ilegales ya conocidos, Monseñor Álvarez Botero destacó cómo el Episcopado siempre ha denunciado estos hechos dolorosos y recordó el comunicado emitido por la Conferencia Episcopal Colombiana en el que se reivindica el derecho a la vida, que es un derecho fundamental, y en el que se pide a los grupos armados que pongan fin a la violencia, y al gobierno que intervenga y tenga una mayor presencia en estas regiones, así como que continúe con sus esfuerzos para aplicar los acuerdos de paz.

El prelado subrayó al concluir que «en las regiones afectadas las diócesis están muy presentes ante este tipo de acontecimientos» y que la presencia de los sacerdotes en las comunidades es preciosa y muy apreciada.

“Ha habido acompañamiento a los familiares de las víctimas y también se siguen con todos los procesos de paz a nivel eclesial, buscando la reconciliación y llamando a defender la vida”


Tomado del portal Vatican News